Un vuelo de Emirates se retrasó luego de que Delta le negara un repuesto de 300 dólares

0

Emirates acusó a Delta Airlines de haber provocado una demora de más de seis horas a un vuelo que debía partir desde Seattle a Dubai luego de que la aerolínea estadounidense se negara a otorgarle un repuesto valuado en 300 dólares.

El pasado 2 de febrero un Boeing 777 de Emirates se aprestaba a salir hacia Dubai cuando surgió un inconveniente mecánico que implicó reemplazar un componente hidráulico menor. De acuerdo a Emirates, la oficina de mantenimiento de Delta en Seattle primeramente suministró el repuesto, el cual fue instalado en la aeronave. Pero luego bajó una orden desde la casa central de Delta en Atlanta para que se lo retire, alegando que no aceptaban pagos con tarjeta de crédito.

Desde ya Emirates cree que el hecho está relacionado con la “batalla” que las principales aerolíneas estadounidenses (lideradas por Delta) llevan contra ella y las otras dos grandes aerolíneas del golfo, Qatar Airways y Etihad, acusándolas de sostener su crecimiento gracias a subsidios de sus respectivos estados, lo cual éstas niegan enfáticamente.

En un e-mail enviado por la aerolínea basada en Dubai y que fuera reproducido por la agencia Bloomberg, Emirates dice: “De acuerdo a nuestra visión es triste que cualquier aerolínea niegue tal asistencia técnica estándar en base a órdenes emanadas desde su casa central que no tienen nada que ver con mantenimiento o costo, sino que parecen haber tenido la clara intención de infligir daño a nuestra aerolínea y sus clientes”.

“A pesar de este incidente, Emirates continuará brindando apoyo técnico a otras aerolíneas, incluyendo a Delta, independientemente de que estemos de acuerdo o no con su visión política”, agregaron.

El vuelo de Emirates finalmente partió con 6 horas 24 minutos de demora luego de que Alaska Airlines, aerolínea con la cual posee un acuerdo de código compartido, le suministrara el repuesto necesario.

El año pasado Qatar Airways sufrió lo que acusó como una “mala jugada” de Delta Airlines al inaugurar sus vuelos entre Doha y Atlanta. El A380 de la compañía tuvo que estacionar en una posición remota debido a que la única manga habilitada para ese tipo de aeronaves estaba siendo ocupada por un A320 de la aerolínea estadounidense.

Deja un comentario