South African Airways al borde del abismo

0
Airbus A340-600 de South African Airways (Foto: Konstantin von Wedelstaedt - Wikimedia Commons)

South African Airways, la aerolínea de bandera perteneciente al estado sudafricano, se encuentra atravesando uno de sus peores momentos financieros que la sitúan al borde de la bancarrota.

En el año fiscal 2016/2017 tuvo pérdidas cercanas a los 360 millones de dólares, mientras que las perspectivas para el 2017/2018 no son muy alentadoras.

La compañía tiene obligaciones por unos 520 millones de dólares que deben ser canceladas para finales de septiembre ya que los bancos se han negado a extender los plazos de vencimiento.

En junio la compañía atravesó una situación similar que obligó al gobierno de Sudáfrica a responder con aportes de urgencia por unos 170 millones de dólares para cancelar un pago al Standard Chartered Bank.

Pero en el contexto de un país que intenta reacomodarse para reducir un rojo fiscal que cerró en 3,9% en 2016, a la clase política se le hace cada día más difícil explicar por qué deben volcarse cientos de millones de dólares en una línea aérea crónicamente deficitaria, que debe valerse de garantías estatales por 1.5 mil millones de dólares para poder mantener su operación cotidiana.

La semana pasada, el ministro de Finanzas de Sudáfrica, Malusi Gigaba, dijo que el gobierno tendrá para fines de septiembre un plan definitivo para recapitalizar la compañía, el cual requeriría unos 770 millones de dólares. “El hecho es que se necesitan 10 mil millones de rands para recapitalizar South African Airways, pero la fuente o el modelo de esa recapitalización todavía no está decidida”, dijo Gigaba en declaraciones reproducidas por Fin24.

Una de las opciones más viables que se barajan para obtener fondos es la de vender parte de las acciones que el estado posee en Telkom, empresa líder de telecomunicaciones que fuera semiprivatizada, aunque hay sectores que critican la medida asegurando que lo que South African Airways necesita no es sólo un rescate sino una total reestructuración que asegure que no siga perdiendo dinero de los contribuyentes.

Souht African Airways junto con su filial low cost Mango operan una red de 46 destinos en África además de 9 destinos intercontinentales. Su flota está compuesta por 7 Airbus A319, 12 A320, 6 A330-200, 5 A330-300, 8 A340-300, 9 A340-600, 2 Boeing 737-300 y 6 Boeing 737-800 (Mango opera 10 Boeing 737-800).

Rumores de ajustes

Un medio del conglomerado sudafricano Media24 reveló este domingo una serie de acciones que tomaría el gobierno para devolver la viabilidad económica a South African Airways, entre las que se destacan la reducción de su red de destinos y frecuencias en un 17% a partir de octubre (incluyendo recortes en importantes rutas como las que unen a Johannesburgo con Ciudad del Cabo, East London, Durban, Brazzaville, Pointe-Noire Congo y Libreville) y el retiro de alrededor de 10 aeronaves (20% de su flota).

Esto encendió las alarmas de los sindicatos que reúnen a empleados de la compañía. “Los rumores son preocupantes. Si resultan ciertos, debemos juntarnos para idear cómo responderemos a estos planes. No podemos permitir que se pierdan puestos de trabajo”, dijo Gift Bilankulu, tesorero de la South African Cabin Crew Association (tripulantes de cabina de pasajeros) al diario The Citizen. Por su parte, Jimmy Connors, director de la asociación de pilotos de South African Airways comentó: “escuchamos esos rumores pero la compañía se rehúsa a divulgar sus planes. No sabemos qué es lo que quieren hacer. Nos dejaron a oscuras”.

Airways Park - Sede central de South African Airways (Foto: NJR ZA - Wikimedia Commons)
Airways Park – Sede central de South African Airways (Foto: NJR ZA – Wikimedia Commons)

Y es que estas potenciales medidas de ajuste fueron divulgadas por Media24 en base a fuentes extraoficiales de South African Airways, lo cual encendió la ira del vocero de la compañía, Tlali Tlali, quien dijo que la publicación fue “poco profesional y careció de decencia y cortesía” dado que no fueron contactados para que puedan comentar sobre la información.

Pero consultado acerca de la veracidad de la misma, Tlali respondió con evasivas diciendo que “si hay cambios que puedan afectar a nuestros clientes los comunicaremos públicamente”; es decir, se viene el ajuste.

En ese contexto, hoy se confirmó de manera oficial la próxima asunción de Vuyani Jarana como nuevo CEO de South African Airways, el primero con caracter permanente desde noviembre de 2015, lo cual fue destacado por el Ministro de Finanzas como un  primer paso para devolverle estabilidad y salud financiera a la compañía.

Sacar plata de donde sea

Cada rand o cada dólar suma para ayudar a salvar la situación que vive South African Airways, y es por eso que el gobierno de Sudáfrica confirmó hoy que solicitará al recientemente electo gobierno de Angola que les paguen los 65 millones de dólares que le deben a la aerolínea en concepto de ventas realizadas en ese país.

Y es que la economía de Angola, segundo exportador de petróleo de África, se encuentra golpeada por la fuerte baja del precio del petróleo, lo cual ha llevado a que el gobierno imponga restricciones a la salida de capitales, entre ellos los fondos que las aerolíneas generan en ese país (¿les suena a Venezuela?), que ya suman casi 500 millones de dólares en total y ha llevado por ejemplo a que Emirates reduzca sus frecuencias en ese país, decisión que hasta el momento South African Airways no quiere tomar.

“Entendemos que Angola está atravesando sus propias dificultades económicas, pero también nosotros y tantos otros países, por lo que esperamos que continúen honrando los acuerdos….y nos paguen el dinero que nos deben”, dijo Malusi Gigaba, ministro de Finanzas sudafricano.

South African Airways operó vuelos entre Buenos Aires y Johannesburgo entre julio de 2007 y marzo de 2013, cuando la compañía inició un proceso de reestructuración de su red internacional con el objetivo de reducir su déficit, asunto en el cual fallaron ya que el mismo se ha venido incrementando año a año.

Deja un comentario