Boeing y Embraer confirman que están negociando una potencial unión

Ante la noticia conocida esta tarde de que Boeing está negociando la compra de Embraer, ambas compañías emitieron hace instantes un comunicado conjunto en el cual confirman el hecho, pero sin “garantizar” que como resultado de las negociaciones saldrá una “transacción”.

Así también destacan que no harán más comentarios al respecto, y que cualquier transacción estaría sujeta a la aprobación del gobierno brasileño, los entes reguladores, los directorios de cada compañía y los accionistas de Embraer.

Obviamente una insípida declaración política que irremediablemente se vieron forzados a hacer.

Este es el texto original del comunicado en inglés:

The Boeing Company (NYSE: BA) and Embraer (BM&FBOVESPA: EMBR3, NYSE: ERJ) today confirmed the two companies are engaged in discussions regarding a potential combination, the basis of which remains under discussion.

There is no guarantee a transaction will result from these discussions. Boeing and Embraer do not intend to make any additional comments regarding these discussions. Any transaction would be subject to the approval of the Brazilian government and regulators, the two companies’ boards and Embraer’s shareholders.

Por el momento, al conocerse las negociaciones, el presidente de Brasil, Michel Temer, dijo que está de acuerdo con que se lleven adelante, pero que fue tajante al declarar: “Bajo mi gobierno Embraer nunca será vendida”. Si bien Embraer fue privatizada en el año 1994, el estado brasileño mantiene una acción de oro que puede prevenir hechos como ese. También podría ser que sólo de desprenda de la unidad de aeronaves comerciales, manteniendo en su poder la militar y ejecutiva.

Aunque la consolidación de Boeing y Embraer es un hecho poco sorpresivo (igual impactante), hay un largo trecho hasta que efectivamente se materialice, si es que incluso termina ocurriendo. Para Brasil significaría perder una de sus más preciadas joyas.

En cuanto a las repercusiones en la industria, es otro paso más en el proceso de consolidación que viene ocurriendo desde hace décadas (por eso lo poco sorpresivo). Otros fabricantes que quieren dejar su huella en el segmento de jets regionales, como la japonesa Mitsubishi, la china COMAC o, aunque más avanzada, la rusa Sukhoi, tendrán que replantearse varias cosas. Esto recién empieza.

Dejar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí