El 2017 fue otro gran año de pedidos y entregas para Embraer

Durante 2017 Embraer entregó un total de 210 aeronaves jet, de las cuales 101 pertenecen a su cartera de aeronaves comerciales y 109 a la de ejecutivos (a su vez 72 livianos y 37 grandes), cifras menores a las de 2016 pero que se encontraban dentro del rango esperado por el fabricante brasileño.

 

 

En lo que respecta a ventas, Embraer sumó 86 nuevos pedidos en firme el año pasado, 91% más que en 2016, en gran parte gracias al pedido de 50 E175 realizado por la operadora regional estadounidense Skywest.

El saldo negativo del E170 se explica por la conversión de dos aeronaves de esa variante al E190 por parte de Japan Airlines, mientras que el del E190-E2 fue por 6 conversiones y 5 por el cierre de la aerolínea Kalstar.

De esta manera la cartera de pedidos pendientes de aeronaves comerciales se ubicó en 435, liderada por el E195-E2 con 106 aeronaves, el E175 con 103 y el E175-E2 con 100.

Este número es el menor desde 2013, pero continúa siendo bastante saludable en comparación con los años posteriores a la crisis de 2008.

En cuanto a los hechos destacados del 2017, Embraer Commercial Aviation señaló la entrega del E-Jet número 1400, el cual fue a manos de American Airlines.

El E195-E2, la variante de mayor tamaño de la segunda generación de E-Jets, voló por primera vez en marzo, mientras que avanzó dentro del cronograma establecido la campaña de certificación del E190-E2, cuya entrada en servicio está prevista para abril de este año.

Embraer E195-E2

La unidad de aeronaves ejecutivas presentó el Phenom 300E en la NBAA-BACE (National Business Aviation Association’s Business Aviation Conference and Exhibition) de Las Vegas, que incluye nuevos interiores y sistemas de entretenimiento. Además se mostraron innovaciones para los jets Legacy 450 y Legacy 500, en preparación para el Future Air Navigation System (FANS), así como nuevas opciones de conectividad y asientos.

Embraer Defense & Security logró un importante objetivo cuando el KC-390 alcanzó la Capacidad Operacional Inicial (IOC, por sus siglas en inglés) durante pruebas con la Fuerza Aérea Brasileña, demostrando así que cumple con las prestaciones anunciadas. La aeronave también realizó una serie de vuelos de prueba en los Estados Unidos como parte de su campaña de certificación. También se firmaron contratos por 18 A-29 Super Tucano.

Embraer KC-390

En el área de servicios y soporte, Embraer extendió su programa de suministro de repuestos con Austral y con la rusa Saratov.

Otro hecho destacado fue la apertura del centro de entrenamiento en Johannesburgo, primera instalación de este tipo en África.

Pero casi cerrando el año, LA noticia fue que Boeing estaba interesada en adquirir a Embraer, una bomba impactante pero no sorpresiva si lo tomamos como un paso más en el proceso de consolidación que vive la industria desde hace décadas, y cuyo último exponente había sido la compra del 50% del programa C Series a Bombardier por parte de Airbus.

En fin, otro gran año para Embraer, un líder de la industria aeronáutica, acá, pegado a la Argentina, como ejemplo de que con políticas claras y constantes se puede hacer mucho sin importar dónde uno se encuentre.

Dejar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí