El 787-10 obtuvo luz verde de la FAA para ingresar al servicio comercial

Boeing anunció hoy que el 787-10, la versión más grande de la familia Dreamliner, recibió la certificación de la Federal Aviation Administration de Estados Unidos, dándole así vía libre para su entrada al servicio comercial, la cual se estima para este primer semestre del 2018 de la mano de Singapore Airlines.

Luego de su primer vuelo el pasado mes de marzo, el 787-10 atravesó con éxito la campaña de certificación en la que acumuló alrededor de 900 horas de vuelo mediante la utilización de tres aeronaves de prueba para confirmar que las prestaciones y los sistemas cumplan los requerimientos y los estándares que aseguren la seguridad al volar.

«Estamos encantados de haber alcanzado los rigurosos estándares establecidos por la FAA, y estamos ansioso de llevar este avión al mercado con nuestros apreciados clientes. Luego de años de diseños y pruebas, nuestro equipo ha demostrado la calidad, seguridad y confiabilidad del miembro más nuevo de la familia Dreamliner, cuya entrada en servicio esperamos para este año», dijo al respecto Brad Zaback, vicepresidente y gerente general del programa 787.

Como es costumbre, luego de la obtención del certificado tipo de la FAA otras agencias aeronáuticas como la EASA europea también irán dando sus respectivas aprobaciones.

Con 68,27 metros de longitud, el 787-10 es 5,20 metros más largo que su predecesor, el 787-9, permitiendo llevar hasta 330 pasajeros en una configuración tradicional de dos clases pero que con una separación mínima de asientos en clase única puede llegar hasta 440. Tiene 194 metros cúbicos de capacidad de carga paga, 24% más que el 787-9. Esas prestaciones las tiene sacrificando alcance, el cual llega a 11.910 kilómetros, el menor de la familia. Por eso el 787-10 es ideal para mercados de mucha demanda y Boeing lo llama “la máquina de eficiencia”. Será competencia directa del A350-900 como reemplazo para el 777-200, el A330-200 y el A340-600.

Existe un 95% de comunalidad entre el 787-10 y el 787-9, lo cual es una gran ventaja para las compañías que basarán su flota de largo recorrido con la familia Dreamliner.

Al 31 de diciembre de 2017 el 787-10 acumulaba un total de 171 pedidos por parte de estos nueve clientes:

  • Air France-KLM: 8
  • Air Lease Corporation: 25
  • All Nippon Airways: 3
  • British Airways: 12
  • Etihad Airways: 30
  • EVA Air: 18
  • GECAS: 4
  • Singapore Airlines: 49
  • United Airlines: 14
  • Y otras 8 mas por parte de clientes cuyos nombres no han sido revelados.

El 787-10 representa el 13% del total de Dreamliners pedidos, proporción que salta al 26% si se consideran los pendientes de entrega.

 

 

Dejar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí