Un Tesla se convirtió en el primer auto eléctrico en remolcar una aeronave comercial

0

Nunca se había intentado, lo cual funcionó como un interesante llamador para dos marcas bastante particulares como son Qantas y Tesla.

Esta semana, en una calle de rodaje del aeropuerto de Melbourne, un automóvil Tesla Model X P100D, el más potente entre los autos eléctricos, se convirtió en el primero de su tipo en remolcar un Boeing 787-9 , la nueva estrella de Qantas.

El Tesla se las arregló para mover por 300 metros al Dreamliner de 130 toneladas, peso mucho, mucho mayor que su capacidad de remolque en ruta de 2,5 toneladas.

Sí, el Dreamliner estaba vacío y tenía apenas un poco de combustible, pero la acción simbolizó los esfuerzos que la compañía australiana está llevando adelante para reducir su huella ambiental.

 

 

Qatntas ya utiliza vehículos eléctricos remolcadores en los aeropuertos de Sydney y Canberra. “Con más de 10.000 equipos de handling como camiones de catering, elevadores y otros vehículos que funcionan con combustibles diesel, el más pequeño viraje hacia la energía eléctrica tendrá un impacto enorme en nuestro camino hacia un futuro sustentable”.

Para que la acción traspase los límites del aeropuerto, Qantas y Tesla acordaron que, durante junio, todos los dueños de vehículos de esa marca que además sean miembros del programa de fidelización de la aerolínea, sumarán puntos tanto por su kilometraje en tierra como en vuelo.

 

 

Deja un comentario