Diputados de Unión Ciudadana presentan proyecto de ley para prohibir despidos en líneas aéreas

Un grupo de diputados pertenecientes a Unidad Ciudadana presentaron este martes un proyecto de ley para declarar la “emergencia en las operadoras del Sistema Aeronáutico Comercial Argentino por el término de 365 días”, según se desprende del artículo 1° del texto.

En el artículo 2° el proyecto plantea establecer la prohibición de despidos  “carentes de causa justificada” en todas las aerolíneas que operan en el Sistema Aerocomercial Argentino, mientras que en el artículo 3° se insta al Poder Ejecutivo a formular “una nueva propuesta de control respecto de las aerolíneas que se desempeñan en la operación del Sistema Aeronáutico Comercial con el fin de garantizar la seguridad y la vida de los usuarios de los servicios aerocomerciales”.

El proyecto lleva la firma de diferentes diputados kirchneristas entre los que se destacan los de Daniel Filmus, Hugo Yasky, Agustín Rossi y Nilda Garré.

La medida se enmarca en la batalla que los sindicatos aeronáuticos están librando contra la conducción de Aerolíneas Argentinas por la apertura de paritarias y la negociación del convenio colectivo de trabajo, a su vez parte de una guerra mucho mayor, que ya describí en otra nota la semana pasada:

Pero la guerra de fondo para los sectores más duros es mucho más grande y también clave para el futuro de la industria aerocomercial argentina: en apenas diez meses se les metieron dos aerolíneas low cost (Flybondi y Norwegian) que, con todos sus altibajos, ya están operando más de veinte rutas y han captado alrededor del 10% del mercado doméstico. Y en 2019 podría sumarse JetSMART. Las tres con espaldas relativamente fuertes, dólares frescos y dispuestas a soportar cierta coyuntura apostando al mediano y largo plazo a la tercera economía latinoamericana, hasta ahora virgen de ese modelo de negocios (no son las Dinar, LAPA o SW que pudieron ser barridas de un plumazo con una crisis como la de 2001).

Todo lo cual hace tambalear a la estructura gremial aeronáutica que ha llevado décadas de lucha construir y mantener. Y saben que si se cae, o quizás peor aún, si se vuelve irrelevante, por simple asociación cada vez más gente empezará a preguntarse para qué sirve tener una “línea aérea de bandera”.

La llamada “Revolución de los aviones” venía viento en popa hasta que la devaluación y posterior recesión, combinada con factores externos como el alza del precio del petróleo, pusieron presión sobre las finanzas de las aerolíneas que operan en nuestro país, a las que en apenas unos meses se le duplicaron los costos en pesos, mientras al mismo tiempo se veían obligadas a reducir sus tarifas por la llegada de las low cost.

En ese contexto, Aerolíneas Argentinas tuvo que decirle adiós a su objetivo inmediato de déficit cero, Andes se desprendió de sus 737, Flybondi ralentizó el crecimiento de su flota y LASA arrancó mucho más tarde que lo planeado para luego darse de bruces contra la realidad, suspendiendo sus vuelos por esta semana.

Todas turbulencias que, en mayor o menor medida, diferentes sectores de la economía están sufriendo pero que, en una industria como la aerocomercial que en nuestro país ha sido históricamente conservadora, su impacto se siente mucho más.

7 Comentarios

  1. Con ese marco no invertiría un peso más en líneas aéreas. Que vendan Aerolíneas Argentinas YA MISMO. Basta de mantener empleados ricos con los impuestos de la gente!!!
    Si quieren aerolínea de bandera que vuelen a Ingeniero Saguer, no a Miami o New York. Basta de subsidiar ricos.
    Miles y miles queremos el fin de Aerolíneas Argentinas, que a esta altura es un nido de burócratas y oligarcas millonarios.

  2. Y miles y miles queremos q Aerolineas Argentinas siga existiendo bajo la orbita estatal! La suspensión de las operaciones de LASA demuestra la improvisación de la llamada “Revolución de los aviones”, pan para hoy y hambre para mañana!

  3. Si los empleados no se dan cuenta que las perdidas que ocasionan a la empresa y la mala reputación en realidad va en detrimento de ellos mismo la verdad se merecen que los despidan…

  4. vaya vaya….cuantos discípulos de “doña rosa” Neustad volvieron de la mano de dietrich. Tranqui muchachos, antes que caigan nuestro glorioso Cóndor y Austral, van a seguir cayendo ministros de este régimen de turno que va derrapando….

  5. Prohibir despidos no es la solucion. Solo van a conseguir una mayor distorcion al mercado aeronautico. Sin una politica clara de que hacer con aerolineas y la aviacion en general, la situacion no va a cambiar.

  6. Una de las ideas más inteligentes para “salvar” a Aerolíneas/Austral y terminar con la revolución de los aviones. Y encima a un costo político y económico despreciable

    La ley no va a pasar en el Congreso, y si pasa, la van a vetar, pero sirve para que cualquier inversor huya espantado, sobre todo ahora que la oposición está subiendo en las encuestas.

Dejar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí