Se levantó el paro de pilotos de APLA y UALA pero hay demoras y cancelaciones

A las 6 de la mañana de este jueves los representantes APLA y UALA fueron convocados por la Secretaría de Trabajo a una reunión de urgencia junto a autoridades de ANAC, en la cual se les comunicó la decisión del organismo de avanzar en la derogación de la polémica Resolución 895/2018.

Tras la misma, ambos gremios anunciaron el levantamiento del paro por 48 horas que entraba en vigencia esta mañana y que prometía causar caos en los aeropuertos argentinos en la previa al primer recambio turístico del verano.

De todas maneras, las asambleas de pilotos provocaron una serie de demoras y cancelaciones en las primeras horas de la mañana que durante el día se irán normalizando.

Desde Aerolíneas Argentinas informan que hasta las 11:00 hubo 56 vuelos cancelados que afectaron a 7.000 pasajeros, mientras que había 16 vuelos demorados. Avianca Argentina por su parte informó dos vuelos cancelados (a Mar del Plata y Santa Fe). En el caso de LATAM Argentina, en el panel de vuelos de Aeroparque se observa un vuelo cancelado y cinco con importantes demoras, mientras que Andes tiene un vuelo cancelado y tres demorados.

“Nuevamente, mediante la unidad en la acción y dando las luchas que debemos dar, dimos un paso sumamente importante en la defensa de las fuentes de trabajo y las condiciones laborales de todos los pilotos del país”, manifestaron desde APLA en una misiva dirigida a sus afiliados.

“Dejando en claro que no estamos dispuestos a entregar nuestro presente ni a hipotecar nuestro futuro, no tengan dudas que de este modo vamos a seguir enfrentando los desafíos que se nos presenten y eliminando los obstáculos, por más difícil que esto resulte”, agregaron.

Y es que los gremios son conscientes de que están librando la madre de todas las batallas en uno de los últimos grandes bastiones que la aviación comercial de la “vieja escuela” todavía tiene (o tenía, sin consideramos que ya hay dos low cost operando en cabotaje y una tercera en proceso). Además, a diferencia de otras etapas de “apertura aerocomercial” que se vivieron en nuestro país (como la de fines de los años 50 y principios de los 60 o los años 90), en esta ocasión no son aventureros empresarios nacionales los que están detrás de las nuevas aerolíneas (bueno, no en todos los casos), sino grupos internacionales con mucha espalda financiera que apuestan al mediano y largo plazo.

En este sentido se vuelve imprescindible entonces una excelente muñeca política para evitar roces innecesarios que al final del día terminan perjudicando a los pasajeros, la razón de ser de toda la actividad.

1 Comentario

  1. Lo único que hacen estos gremialistas es atentar contra si fuente de trabajo, los que están arruinando a Aerolíneas son los sindicatos no el gobierno, son solo movimientos políticos peronistas anti gobierno, parece que si no gobiernan los peronchos no puede gobernar nadie. Pero no vuelven más.

Dejar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí