IATA: el 2019 arrancó con números positivos para la industria aerocomercial a nivel mundial

La demanda de pasajeros a nivel mundial (medida en RPK, pasajeros-kilómetro transportados) creció 6,5% durante enero en comparación con el mismo mes del año pasado, marcando el mayor crecimiento en seis meses, de acuerdo a información dada a conocer por la IATA (Asociación de Transporte Aéreo Internacional).

La capacidad (medida en asientos-kilómetro ofrecidos) por su parte creció 6,4%, lo cual empujó hacia arriba en 0,1 pp el factor de ocupación, llegando a 79,6%. 

En lo que respecta al tráfico internacional de pasajeros, la demanda (RPK) creció 6%, mientras que la capacidad (ASK) lo hizo un 5,8%, ubicando al factor de ocupación en 79,8%, cifra  0,2 pp menor  a la del mismo mes del año pasado. Todas las regiones, excepto Europa, registraron su cuarto mes consecutivo de crecimiento, destacaron desde IATA.

Europa fue la región que tuvo el mayor crecimiento interanual de tráfico interanacional durante enero, llegando al 7,7%. La cifra de todas maneras es menor al 8,6% de diciembre, lo cual de acuerdo a IATA es reflejo de la incertidumbre sobre la situación económica en ese continente, en gran parte avivada por lo que sucederá en relación al Brexit. La capacidad creció 8,8% mientras que el factor de ocupación se redujo en 0,9 pp, a 80,3%.

Las aerolíneas de la región Asia-Pacífico se ubicaron en segundo lugar registrando un crecimiento del 7,1%. La capacidad lo hizo solo 5,5%, empujando así al factor de ocupación en 1,5 pp hasta llegar a 81,7%.

Latinoamérica se ubicó en tercer lugar, con un crecimiento del 5,8% en la demanda, manteniendo así el ritmo de alrededor del 6% que se ha dado en los últimos seis meses. La capacidad creció 6,7%, haciendo retroceder en 0,7 pp al factor de ocupación, que con 82,8%, fue el más alto entre todas las regiones. 

Las aerolíneas norteamericanas registraron un crecimiento del 4,7%, y como la oferta lo hizo 3,5%, el factor de ocupación pudo crecer en un punto porcentual, llegando a 80,6%. El contexto económico sólido y bajo desempleo mantienen inalterable los niveles de consumo, destacan desde IATA.

A pesar de las dudas acerca del futuro inmediato en economías clave como Nigeria y Sudáfrica, el tráfico de pasajeros en África creció 5,1% en enero. La capacidad lo hizo un 2,9%, por lo que el factor de ocupación creció 1,5 pp, llegando a 70,9%, el menor entre todas las regiones.

Medio Oriente ha vuelto a tener números positivos, quebrando así dos meses hacia abajo que IATA de todas maneras considera muy incipientes para afirmar un cambio de tendencia en esa región. El tráfico de pasajeros creció 1,5%, mientras que la capacidad lo hizo 3,2%, haciendo que el factor de ocupación se ubique en 75,6%, 1,3 pp menos que durante enero de 2018.

“El 2019 empezó de manera positiva, con la demanda mostrándose saludablemente en línea con la tendencia de los últimos 10 años. Sin embargo, el mercado envía señales variadas, con indicios de debilitamiento en la confianza empresarial en economías desarrolladas, y una imagen más matizada sobre los países en desarrollo”, comentó Alexandre de Juniac, Director General y CEO de IATA.

Mercados domésticos

El mercado doméstico a nivel mundial (que representa el 36,1% de todo el tráfico) por su parte tuvo un crecimiento del 7,3% en la demanda (RPK), con la oferta habiéndose incrementado un 7,5%, empujando así el factor de ocupación en 0,1 pp hacia abajo, ubicándose en 79,3%.

De acuerdo a la información suministrada por IATA, todos los mercados experimentaron un crecimiento, pero China, India y Russia se destacaron con cifras de dos dígitos.

“La aviación es el negocio de la libertad, y por ende nos permite liberarnos de las barreas de la geografía y la distancia, pero para ser efectiva requiere que las fronteras estén abiertas al movimiento de personas y bienes. Damos la bienvenida a las últimas propuestas de la Unión Europea para adoptar un enfoque con sentido común a mantener y facilitar la conectividad con el Reino Unido en el caso de que no se llegue a un acuerdo sobre el Brexit. Pero eso es solo una solución temporaria, y con el Brexit todavía en marcha para el 29 de marzo, urgimos a que ambas partes acuerden un paquete integral sobre el tema, asegurando la conectividad aérea fluida que los pasajeros esperan”, cerró de Juniac.

Al margen de un enero muy positivo (al que probablemente le siga un febrero similar), será interesante observar cómo irá afectando a la industria los sucesos que se produjeron tras el grounding a nivel global de la flota 737 MAX, tanto en términos de oferta y demanda como en el aspecto financiero.

Dejar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí