El gobierno de Brasil privatizó otros 12 aeropuertos

Aeropuerto de Recife

El gobierno brasileño llevó adelante este viernes la subasta pública para otorgar en concesión a explotadores privados otros doce aeropuertos que pertenecían a la red de la estatal Infraero.

En total logró recaudar R$ 2,15 mil millones de reales (USD 564 millones) por los tres grupos en los que fueron divididas las terminales, casi diez veces más que el precio base, garantizándose además inversiones por R$ 3,15 mil millones (USD 846 millones).

El bloque Nordeste, el más atractivo de los tres dado que incluye a importantes aeropuertos como los de Recife, Maceió y João Pessoa (además de Aracaju, Campina Grande y Juazeiro do Norte), fue otorgado al consorcio liderado por la española AENA Desarrollo Internacional SME S. A. por R$ 1,9 mil millones (USD 498 millones).

El bloque Sudeste, que incluye a los aeropuertos de Vitória y Macaé, fue a parar en manos de Zurich Airport Latin America LTDA tras desembolsar R$ 437 millones (USD 114,6 millones).

Los aeropuertos de Cuiabá, Sinop, Rondonópolis y Alta Floresta, que conforman el bloque Centro-Oeste, fueron ganados por el Consórcio Aroeste, formado por las locales Socicam Terminais Rodoviários e Representações LTDA y Sinart Sociedade Nacional de Apoio Rodoviário e Turístico LTDA, pagando R$40 millones (USD 10,5 millones).

“Quedó muy claro que esta subasta significa una demostración de confianza hacia el país, de acierto en la trayectoria, rumbo y conducción política-económica. Es un resultado que nos deja felices y muestra el gran potencial del Brasil”, destacó Tarcísio Gomes de Freitas, ministro de Infraestructura del vecino país.

Las empresas ganadores asumieron además compromisos de inversiones por USD 826 millones, de las cuales USD 386 millones deberán ejecutarse en los primeros cinco años de concesión.

USD 1 = R$ 3,81 (15/03/2019)

En julio el gobierno brasileño firmará los contratos de otorgamiento de los aeropuertos, mientras que en agosto empezará el proceso de transición a manos privadas, el cual finalizará en noviembre, cuando ya pasen a ser operados en un 100% por sus nuevos explotadores.

Brasil ingresó relativamente tarde a la ola privatizadora de aeropuertos que copó la región en los años 90. El primer aeropuerto concesionado fue el de Natal en 2011, mientras que en 2012 llegó el turno de Brasilia, San Pablo/Guarulhos y Viracopos, y en 2013 los aeropuertos de Río de Janeiro/Galeão y Belo Horizonte/Confins.

En 2017 Infraero se desprendió de los aeropuertos de Fortaleza, Salvador, Florianópolis y Porto Alegre.

Desde entonces se han realizado inversiones por más de USD 3 mil millones de dólares por parte de gigantes del sector como Fraport, Changi Airport, Zúrich Airport y Corporación América.

Dejar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí