LATAM y Gol también buscan adquirir activos de Avianca Brasil

La crisis de Avianca Brasil, la compañía de Synergy Group que se acogió a la ley de Quiebras y Recuperación Judicial del vecino país en diciembre del año pasado, sumó ayer un nuevo capítulo luego de que LATAM Airlines (a través de su filial brasileña) y Gol anunciaran sus intenciones de participar del proceso de adquisición de activos a través de las siete unidades productivas independientes (UPI) en las que se reestructurará la fallida aerolínea para afrontar el pago a sus acreedores.

Tanto LATAM como Gol fueron contactadas por el mayor acreedor de Avianca Brasil, Elliott International and Manchester Securities Corporation para participar de la subasta de los activos que tendría lugar en los próximos días.

Elliot constituiría siete UPI, de las cuales seis estarán formadas por slots en los aeropuertos de Congonhas, Santos Dumont y Guarulhos, así como los certificados de operador aéreo (son las llamadas “UPI Aéreas”), mientras que una tendrá los activos relacionados al programa de millas “Amigo”.

LATAM Airlines Brasil se comprometió a otorgar USD 13 millones en préstamos de reestructuración estándar de manera directa e indirecta a Avianca Brasil para permitir la continuidad de las operaciones, además de acordar la presentación de una oferta por al menos una unidad productiva independiente de activos de la propuesta de Elliot por un monto mínimo de USD 70 millones.

GOL por su parte aportará USD 8 millones de financiamiento post-concursal para asegurar la continuidad de las operaciones de Avianca Brasil durante el proceso de reestructuración, además de otorgarle otros USD 5 millones a Elliot por el mismo rubro. En lo que respecta a la subasta de las UPI, GOL presentará una oferta de al menos USD 70 millones por las “Aéreas”. Paralelamente la aerolínea acordó adelantar USD 35 millones a Elliot en cuatro cuotas mensuales, los cuales serían restituidos una vez que la UPI se venda.

Gol aclaró que ofrecerá oportunidades laborales a los actuales empleados de Avianca Brasil que desarrollen tareas en las respectivas UPI que adquiera, pero celebrando nuevos contratos de trabajo.

El pasado 11 de marzo Azul había sido la primera aerolínea brasileña en manifestar su interés por los activos de Avianca Brasil, habiendo realizado una propuesta no vinculante valuada en USD 105 millones, que finalmente no habría prosperado por diferencias con Elliot.

Durante la última semana Avianca Brasil canceló 21 rutas y levantó tres bases de operaciones (Río de Janeiro/Galeao, Petrolina y Belem), quedando con solo 32 rutas a las que sirve con una flota de 26 aeronaves.

En nuestro país se debe seguir muy de cerca los vaivenes de la ex Oceanair, considerando que el futuro de Avianca Argentina quizás esté atado a lo que ocurra en Brasil (la compañía siempre dependió operativamente de su hermana mayor).

Dejar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí