737 MAX: La FAA tiene claro el camino a la recertificación

El jefe de la Administración Federal de Aviación de los EE. UU., Steve Dickson, dejó claro cuál es la secuencia de actividades que van a devolver al Boeing 737 MAX al servicio. 

«El vuelo de certificación, y luego la evaluación del vuelo de certificación, es realmente el próximo hito importante», dijo Dickson durante una sesión informativa en el show aéreo de Singapur. «Esos son los pilotos de la FAA que evalúan el cumplimiento del software final con las reglamentaciones de las aeronaves de la Categoría de Transporte de la FAA».

Sin embargo, el vuelo de prueba todavía no tiene fecha. «Todavía tenemos algunas cuestiones por resolver, pero seguimos reduciendo los problemas», dice. «Estamos a la espera de las propuestas de Boeing sobre algunos puntos observados para poder despejar el camino hacia ese vuelo».

Una vez que el vuelo de certificación se haya completado y los datos analizados, la validación operativa continuará. Ese proceso tomará de nueve a 10 días, dice Dickson. Luego se hará una enmienda al informe de la Junta de Normalización de Vuelo (Flight Standarization Board- FSB), que tomará «unos días», y luego quedará abierto a recibir comentarios de particulares durante 15 días.

«De principio a fin, el proceso de informe de la JOEB [Joint Operations Evaluation Board -Junta de Evaluación de Operaciones Conjuntas] y la FSB dura aproximadamente 30 días, y ese plazo comienza después del vuelo de certificación».

Los procesos posteriores incluyen la documentación de diseño final y el informe de la junta asesora técnica. La FAA también debe considerar las observaciones realizadas por particulares a la MMEL (Master Minimum Equipment List) antes de llegar a la etapa de emitir una notificación continua de aeronavegabilidad a la comunidad internacional, el aviso de acciones de seguridad pendientes y una directiva de aeronavegabilidad que informe a los operadores sobre la acción correctiva requerida.

Después de la emisión de certificados de aeronavegabilidad, las aerolíneas estadounidenses deberán obtener la aprobación de sus programas de capacitación por parte de la FAA.

Sin embargo, por ahora, el equipo está enfocado en el vuelo de certificación. «Si lo ves como un flujo de trabajo, comienza a dividirse en flujos paralelos una vez que llegas a eso», señala Dickson.

La FAA está «siguiendo un proceso muy diligente», dice, y agrega: «Es importante que nos mantengamos enfocados en el proceso y no en una línea de tiempo».

Él promete que el MAX, a su regreso al servicio, será «el avión más analizado de la historia». La FAA también impondrá el requisito de que cada operador de MAX en todo el mundo realice un vuelo de validación sin pasajeros.

Dickson también esboza cómo todo el proceso podría afectar la regulación futura: “Las lecciones aprendidas idealmente van a conducir a un enfoque más holístico en lugar de transaccional de artículo por artículo para la certificación de aeronaves, no solo en Estados Unidos sino en todo el mundo, donde integraremos más eficazmente las consideraciones de los factores humanos en todo el proceso de diseño a medida que los aviones se vuelven más automatizados y los sistemas más complejos «

Avatar
Pablo Díaz (diazpez)
Director Editorial de Aviacionline.com. 40 años. Argentino. Casado. Profesional de IT por elección, Aeronáutico por vocación. Casi piloto. Casi Spotter. Casi Ingeniero. Viajero ocasional, nerd frecuente.

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here