[Reporte de vuelo] Volando por Emirates a Rio con una nena de 3 meses

Cuando creés que sabés tanto de la vida te convertís en padre y empezás de cero con un montón de ingenuidad porque no hay peor condena pasar a ser un pasajero eZpecial mas cuando viajas seguido.

Elegir un destino para descansar con tu mujer e hija de 3 meses no es fácil; si bien existe cierta condena social al exponer a tu bebé recién nacida a la aparente tortura de un viaje y un cambio radical de tu rutina y dios sabe cuántas cosas más creo también que si uno la pasa bien, dentro de ciertos límites, los demás también, incluso un recién nacido.

Advertí cierta culpa en querer descansar en esta etapa nueva y ni qué hablar emprender un viaje, no obstante elegimos Río de Janeiro porque a mi mujer y a mi nos pareció que había un poquito de cada cosa para hacer además de la playa, y así fue.

Después de leer la increíble experiencia de @SirChandler viajando por Emirates quedé muy “manija” y la decisión sobre Río no fue casualidad.

Sin saberlo aun del todo elegí una compañía que otorga una importante prioridad a las familias en general e individualmente aquellos viajando con bebés. Esta prioridad se distingue desde la experiencia en el aeropuerto al hacer el check-in, hasta el trato de los TCP para con nosotros en cuanto a cuando traernos la cena para que pudiéramos comer ambos padres. El valor agregado está en los detalles y con Emirates lo percibís en todo momento.

Desde el momento de compra pude elegir los asientos en la segunda sección de económicas en un 777-200LR porque ahí mismo se ponen las cunas para bebes. Entiendo que esa facilidad tiene que ver con haber emitido el viaje con la nena porque en general salvo que tengas status no suelen estar disponibles esos lugares. Con eso descubrí la primer ventaja. Por suerte vinieron otras que fueron una sorpresa tras otra.

Habiendo hecho el check-in en línea y habiendo llevando todo impreso, Emirates asigna una fila separada de Business/Primera en el mostrador para personas con necesidades especiales, entre las cuales está las familias para hacer el check-in y/o la entrega del equipaje.

Lección #1: La compañía ofrece una generosa franquicia de dos piezas de 32 kilos por persona por ir a Brasil con lo cual con las cosas de la nena y las nuestras fueron más que suficiente.

Al aprender esto mientras lo vivíamos muy correctamente nos informaron que estemos pendientes para embarcar primeros también; fue clave que nos etiquetaron tanto en el carrito como en el huevito que llevábamos y que podíamos entregarlo a último momento tener que cargar a la nena lo menos posible.

Lección #2: pasamos el control de seguridad desarmando el carrito y pasando el huevito por el scanner y nosotros con la nena, sin calzado y nada que suene. Aclaro la lección aprendida porque me mandé con el huevito y casi viene SWAT a atajarme. Como es esperado, hay más gente para llamarte la atención que para explicarte o advertirte.

Superado esto tuvimos la revisión más exhaustiva de documentos en migraciones que haya vivido. Algo que cuando se es padre primerizo aprendimos que los documentos de los hijos aparecen los nombres de los padres y el agente prestó particular atención a que todo coincida como corresponde.

Lección #3: No fue necesario despertar a la nena para sacarle la foto o tomarle la foto del pulgar.

Lección #4: Ojo la leche en tetrabrik, algunos no le dan importancia y otros son demasiado rigurosos. Recuerden que se pueden transportar encima hasta 100 ml de líquido.

Cuando finalmente nos tocaba embarcar, un agente de la compañía fue llamando a aquellas personas con necesidades especiales y fue ahí donde nos embolsaron tanto el carrito como el huevito en la puerta de la manga con una funda protectora; inmediatamente entramos al avión primeros y pudimos acomodarnos debidamente. Ambas cosas aparecieron ni bien desembarcamos con lo cual el traslado dentro del kilométrico aeropuerto Galeão de Rio fue mucho más cómoda.

Emirates Buenos Aires Rio 02

Respecto de la experiencia Emirates, arrancó como decía antes desde la compra y la previa en el aeropuerto, así mismo disfrutamos de la experiencia de un viaje largo en uno muy corto. Ni bien nos acomodamos nos ofrecieron un amenity para la nena que incluye loción humectante de rosas, babero, toallitas limpiadoras, una cucharita y un amplio paño de tela para usar en el baño cuando cambias al bebé. Además de un juguete didáctico y una mantita para usar en la cuna; ésta a su vez venía dentro de un estuche de tela en forma de águila. Gran sorpresa porque entre mi mujer y yo nos quedamos viendo qué había en todos estos regalos y la nena estaba en la suya.

Por cuestiones de seguridad nos entregaron una extensión especial del cinturón de seguridad para el despegue y nos advirtieron que una vez en altura y tranquilos, y recién después que se apague la señal de los cinturones iban a ponernos la cunita. Inmediatamente se acercó una tripulante para armarla.

Cuna para bebés
Cuna para bebés

Antes de la cena pasaron a entregar una variedad de papillas para bebé que mi mujer agradeció pero no tomó ya que es lactante todavía y eso me previno de la foto, pero nos lleva a la lección#5: La comida de bebé está disponible y explica la cuchara en el amenity!

La ventaja del contenedor frente a nosotros es que sentados y todo teníamos visibilidad de la nena y con gran alivio los papás disfrutamos de la cena.

Emirates Buenos Aires Rio 06 Emirates Buenos Aires Rio 01

El servicio fue impecable; comenzamos con la toalla tibia para acicalarse, luego dos opciones de plato principal, entrada y postre, chocolate y té o café. Y algo clave… menú y cubiertos de metal en económica. El menú ya estaba disponible y descargable desde la aplicación para celular con lo cual no había sorpresas pero contabas con al menos 13 variedades de comidas para elegir previamente si uno quería. La bebida alcohólica también estaba incluida, de modo que era imposible pasarla mal! La única excepción es la copa de champagne (y no vino espumante, ojo!) cuyo costo es de 15 dólares no obstante te lo complementan con variedad de frutos secos para darle más valor.

Conjuntamente la experiencia incluye una variedad semi-infinita de películas, audios, podcast, las cámaras del avión, mapa, todo sin espera. El riguroso duty free a precios casi cuidados e internet con acceso a 500 mb de datos por un dólar que podés usar con tu dispositivo. Pese a lo breve del trayecto no previno que subiera muchas fotos a las redes sociales de lo maravillado que estaba.

El baño cuenta con cremas y perfumes para estar siempre bien y los asientos incluyen enchufes, USB.

Emirates Buenos Aires Rio 03

El viaje pasó volando y ni bien retiraron el servicio estábamos pronto a descender. Hasta el último momento dejaron la cunita puesta y alcanzamos oportunamente cambiar y alimentar a la nena sin problemas. Cuando finalmente se detuvo, varios tripulantes se acercaron a ver como estaba la nena y como la habíamos pasado. Puede ser una situación forzada y dentro de sus procesos pero se sintió tan genuina como todo lo demás.

3 Comentarios

  1. Espectacular como siempre Emirates! Hace un par de años hicimos el mismo trayecto ida y vuelta con mí hijo de 5 años en ese momento, nos trajeron menú infanti con cubiertos, una mochila llena de útiles para que juegue y hasta un peluche. Increíble!!

    Hace unos meses viajamos con la bebé de 9 meses por American, un viaje mucho más largo… En Ezeiza, nos hicieron hacer la fila común por 40 minutos, luego grupo 4 de embarque (hasta que un yanki en la misma situación se quejó y nos dejaron subir a todos los padres,a los argentinos no nos daban bola). Abordo fue una pesadilla, nos quisieron cobrar 200dls por pasajero de upgrade para tener la fila de la cuna, dejamos pasar esa «oportunidad». Dada la tarifa de los boletos, nos tocaba únicamente cuerpo central, al medio! Menos mal que unas señoras se apiadaron de nosotros y nos cedieron sus asientos de pasillo. A la vuelta fue igual, pero con la experiencia acordamos con mi esposa que yo buscaría un asiento vacío en algún lado para que ella recueste a la bebé, por suerte había uno libre medianamente cerca.
    En fin, la antítesis de Emirates! Saludos!

  2. Viajamos por aerolíneas argentinas en septiembre a JFK con mi hijo de 1 año. Pese a haberla pedido con meses de anticipación la cuna no estaba disponible. Si nos dieron prioridad en fila pero por motivos de seguridad no pudimos acostarlo a dormir sobre las mantas en el piso y a la hora de la comida quedó sujeta a que sobre algún menú ya que el avión iba completo y el menor solo paga un seguro por lo que no tiene ese beneficio. En marzo vamos a LAX por Delta esperemos tener mejor suerte!

Dejar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí