Qantas recibió su primer Boeing 787-9 listo para hacer historia

En una ceremonia que tuvo lugar este lunes en la planta de Boeing en Everett, Qantas recibió su primer 787-9 Dreamliner, marcando así el inicio de un nuevo capítulo en la flota de largo alcance de la aerolínea australiana.

Las primeras rutas que serán operadas por estas aeronaves serán Melbourne – Los Ángeles desde diciembre de este año y Perth – Londres desde marzo de 2018, la cual será significativamente histórica ya que será la primera vez que Australia esté unida con Europa mediante vuelos non-stop (porque sí, en pleno siglo XXI la aviación comercial todavía puede sorprender).

Hacia fines del próximo año Qantas recibirá un total de ocho 787-9, los cuales permitirán dar de baja cinco de los 747-400 que todavía siguen en la flota.

«Recibir un nuevo tipo de avión siempre es un hito para una compañía, y el 787 viene a cambiar el juego. Desde su alcance hasta los detalles a los que hemos puesto atención en la cabina, todo ayudará a dar nueva forma a lo que la gente espera de los viajes internacionales», dijo Alan Joyce, CEO de Qantas Group.

«Estamos trabajando con especialistas en sueño de la Universidad de Sydney para ver qué nuevos ajustes podemos realizar a nuestro servicio a bordo que permitan que los pasajeros se ajusten a las nuevas zonas horarias, mejorando su bienestar», agregó Joyce.

Los 787-9 de Qantas tendrán una configuración de 3 clases con 42 asientos en Business, 28 en Premium Economy y 166 en Economy. Con solo 236 asientos en total, y ya previendo los ultra long hauls que harán, estas aeronaves serán de las más «espaciosas» del mercado, si consideramos por ejemplo que las configuraciones de otros 787-9 como los de Air New Zealand, con 302 asientos o Air Canada con 298 asientos (así también hay algunos todavía más «espaciosos» como los de ANA con 215 asientos o Japan Airlines con 198).

Qantas - 787-9 - mapa de asientos

El primer 787-9 de Qantas, matrícula VH-ZNA, fue bautizado como Great Southern Land, tras haber recibido más de 45.000 sugerencias de nombres por parte del público. Según comentaron desde la aerolínea, cada Dreamliner tendrá un nombre que represente algo distintivamente australiano, desde animales hasta lugares o literatura.

La aeronave ya luce el livery actualizado de Qantas (presentado a fines del año pasado), la quinta vez que el Flying Kangaroo ha sido modificado en los casi cien años de historia de la compañía (que se celebrarán en 2020), coincidentemente con cada vez que se recibió un nuevo tipo de aeronave.

El VH-ZNA aterrizará en Sydney durante la mañana del 20 de octubre previo a sobrevolar el puerto de Sydney.

Dejar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí