Era mi primer vuelo comercial del año. Y como lo había comentado en Twitter, como habitante del interior significaba mucho para mí que el 2018 despegue con un interprovincial. Más aún, que sea el primero de una seguidilla de 10 vuelos que tampoco tocarían Buenos Aires. Nada contra nuestra maravillosa gran capital argentina, pero vivir el federalismo aerocomercial se siente muy bien.

Al pasaje lo reservé con diez días de anticipación y ya no se conseguían tarifas promocionales, sino solamente la Flexible, por lo que terminé pagando $5.805 ida y vuelta, con la particularidad de que en el tramo de ida, Club Economy estaba unos doscientos pesos más barato que Flexible en Economy, así que desde ya fui por ella para probar cómo se manejaba esta cabina en un servicio interprovincial de una hora.

El vuelo AR2560, operado por Austral Líneas Aéreas, tenía su horario programado de partida desde Resistencia a las 9:00, con arribo a Córdoba a las 10:25.

A las 8:15 estuve en mi querido Aeropuerto Internacional Resistencia, cuando ya la mayoría de los pasajeros había realizado el check-in e incluso accedido al preembarque:

Acceso a la planta alta de la terminal del aeropuerto de Resistencia.
Mostradores de check-in del Aeropuerto Internacional Resistencia.

El verano es la temporada baja en Resistencia, por lo que sólo restaban tres partidas programadas para el día.

Una rápida visita a la confitería, único lugar del sector público de la terminal con vista a la plataforma.

A las 8:28 aterrizó el Embraer E190 matrícula LV-GIQ de Austral Líneas Aéreas procedente del Aeroparque Jorge Newbery, aeronave que haría el AR2560 hacia Córdoba.

Previa escala en el kiosco, pasé al preembarque a las 8:40, en donde para las 8:45 se abrió la puerta.

Interior del muelle de tránsito de pasajeros. A la izquierda quienes arriban, a la derecha quienes parten.

Y el LV-GIQ en primera persona, estacionado en la posición 2, a una larga caminata por plataforma de distancia. Nada grave para un aeroloco, salvo que esté lloviendo.

Una última vista a la terminal más linda del país. Casi 50 años de antigüedad y su particular arquitectura todavía la destaca  😛

Y a subir.

Había elegido el asiento 3A, es decir, la fila individual de la cabina Club Economy. No llegué a ver asientos vacíos en Economy, por lo que íbamos al 100% de ocupación, o muy cerca. La ruta entre Resistencia y Córdoba ha sido un éxito para Aerolíneas Argentinas, potenciada aún más luego de la implementación del hub cordobés.

La pantalla del nuevo sistema de entretenimiento de Aerolíneas Argentinas, BRAVO! (en el video reporte pueden ver su funcionamiento y la oferta que tiene).

A las 9:04 se cerraron las puertas y algunos minutos después empezamos a rodar.

Los A-4AR de la Fuerza Aérea Argentina que suelen estar apostados en Resistencia para el Escudo Norte.

A las 9:13 estábamos en la cabecera 21, y arrancó la carrera de despegue.

Algunas vistas durante el ascenso.

Cerca de las 9:30 alcanzamos la altura crucero y, unos minutos después, arrancó el servicio de a bordo. 

Dada la duración y el carácter del vuelo, entre Resistencia y Córdoba, en Economy no se ofrece nada más que un servicio de bebidas, pero sin embargo en Club Economy ya pasamos a un servicio más completo:

Sigo anhelando el día en que uno pueda comprar lo que desee.

A las 9:43 empezamos a sobrevolar Mar Chiquita.

La tranquilidad de la cabina Club Economy. Aunque no sea la gran cosa, creo que es necesario que la flota de cabotaje siga ofreciendo dos clases.

Para las 10:00 ya estábamos en aproximación al Aeropuerto Internacional «Ing. Ambrosio Taravella» de Córdoba, en donde también nos esperaba un día gris.

A las 10:04 tocamos la cabecera 18 y desocupamos pista en la primera calle de salida, para luego ocupar una de las posiciones remotas ubicadas entre la terminal y la torre de control.

Estacionamos entre un A321 de LATAM Brasil y un Boeing 737-800 de Andes Líneas Aéreas.

Pasadas las 10:15 descendimos y llegaron los colectivos de AeroHandling para llevarnos hasta la terminal.

Para las 10:25 ya estábamos en el sector de recogida de equipajes, en la cinta número 3. No tardaron mucho en aparecer, y algunos minutos después ya estábamos afuera.

En fin, una experiencia sin inconvenientes la de volar entre Resistencia y Córdoba con Aerolíneas Argentinas. Es la cuarta vez que hago la ruta desde que fue reinstaurada en septiembre de 2016 y nunca sufrí ninguna demora relevante. Esta vez tuve el condimento de ir en Club Economy, que no será una suite de Emirates pero le dio un toque diferente al vuelo.

Como cierre, miren las pantallas de arribos y partidas, con el hub Córdoba operando a full. Los vuelos desde el norte arribando entre las 9:30 y las 11:00, y las conexiones hacia el sur partiendo desde las 11:30. ¡Maravilla!

Este es el videoreporte del vuelo:

4 Comentarios

    • Un honor recibir un comentario tuyo! (para quienes no lo conocen, busquen en Los Foros de AeropuertosArg los tremendos reportes de vuelo que se arma Juanjo!).

      Te espero en junio!

  1. He volado muchas veces la ruta y siempre avión lleno! Lo que me hace soñar que algún día Norwegian la vuele en 737… o Aerolíneas!

Dejar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí