Flybondi brindó una conferencia de prensa con sus máximos directivos

2

Flybondi realizó esta tarde en un hotel céntrico de Buenos Aires una conferencia ante diferentes medios de comunicación para informar acerca de la actualidad de la compañía y sus planes inmediatos.

De la misma participaron algunos de sus máximos directivos, como Julian Cook, CEO; Mike Powell, presidente ejecutivo; y Federico Suárez, Director de Ventas y Marketing (si bien no expusieron, también dijeron presente Esteban Tosutti, director de Relaciones Laborales y Gobierno, y Lucía Ginzo, directora de Comunicación). Si bien no asistí de manera presencial, gracias a un esfuerzo de la dirección de comunicación de Flybondi pude seguir la conferencia en vivo desde Resistencia, razón por la cual algunos de los puntos más importantes los fui publicando en Twitter (¡muchas gracias desde ya por haberme dado esta posibilidad!).

Cook arrancó la conferencia echando por tierra uno de los rumores/críticas más importantes que le hacen a Flybondi: que tiene vínculos accionarios con gente del gobierno. En ese aspecto, dijo risueñamente, «en los últimos meses leí de todo en términos de quiénes son los dueños de Flybondi, desde Macri hasta Dietrich, pasando por Quintana. Les aseguro que no están entre nuestros accionistas».

«Cuando empecé el proyecto y Mike se sumó, empezamos a buscar capitales para invertir, y para nosotros era muy importante no solo tener una gran suma, sino que también provenga de gente que conozca a la industria, así que tuvimos la suerte de tener a Cartesian Capital como inversor principal, y a Yamasa, de Japón; también hay inversores más chicos como Mike Powell (ex CFO de Wizz Air), Michael Cawley (director en Ryanair) y yo, pero les aseguro que no hay ningún vínculo con el gobierno».

Desde que comenzó a volar regularmente Flybondi ya transportó más de 500 mil pasajeros (un hito que fue celebrado el sábado pasado), y Cook destacó que eso se logró a pesar de todos los contratiempos que han tenido, desde el amparo judicial que restringió las operaciones en El Palomar, hasta las limitaciones en el ILS, cuestiones que consideró superadas, por lo que «están muy contentos con la tendencia que observan hoy», detallando que durante agosto la puntualidad con el parámetro de 15 minutos llegó al 70%, y con el parámetro de 60 minutos alcanzó el 91,81%, con un pico del 97% durante la última semana (esos parámetros consideran la cantidad de tiempo que el vuelo partió luego de la hora programada; dentro de los 15 minutos, un vuelo se considera «puntual»). El objetivo de la compañía es llegar a un piso de 80% de puntualidad.

Gente, rampa, rutas

Actualmente la empresa está formada por 488 personas (de las que 60 son pilotos). Un aspecto clave de la operatoria ha sido el desarrollo de su propio servicio de rampa. Como ya me había comentado en la entrevista que le hice dos semanas atrás, en las próximas semanas, y tras una inversión de USD 4 millones, Flybondi ya podrá autoprestarse el handling en sus trece escalas (solo quedaban pendiente Neuquén, Puerto Iguazú y Jujuy).

Ese hecho, mencionó Cook, también marcará en gran parte la línea estratégica que seguirá la compañía en los próximos meses en lo que respecta al crecimiento de su red. Antes que sumar nuevos destinos en cabotaje, crearán nuevas rutas uniendo a sus escalas actuales, mencionando como ejemplo de próximas rutas a Córdoba – Salta y Salta – Puerto Iguazú (además de la ya anunciada y próxima a iniciarse Córdoba – Corrientes).

En el plano internacional confirmó que en los próximos días empezará a comercializarse la ruta entre El Palomar y Punta del Este, y luego de que finalicen algunos trámites esperan lanzar la venta de El Palomar – Asunción a mediados de octubre. Una gran novedad, que hasta el momento no se había anunciado, es que también volarán a Punta del Este desde Córdoba.

Otra cuestión importante es que en las próximas semanas Flybondi empezará a cubrir con personal propio las tareas de tráfico (quienes atienden los mostradores de check-in, coordinan el embarque, etc) en aeropuertos del interior, lo que implicará tomar a unas 90 personas (hasta hoy esto se realiza tercerizando con la empresa Flyseg). Desde ya, aclararon fuentes de la empresa, tendrán prioridad aquellos que ya estén trabajando para Flybondi y cumplan con las condiciones de idoneidad.

Y sobre la relación con el personal, Cook también informó durante la rueda de preguntas posterior a la conferencia que por convenio, el 10% de las ganancias de la empresa se distribuirán entre los empleados, y que tiene como objetivo lograr que éstos vivan la empresa como si fuera propia (estiman que esto ocurrirá por primera vez en 2019).

Seguridad

Julian Cook también dedicó un momento a los que llamó «detractores de este cambio» en el mercado aerocomercial, quienes alegan cuestiones de seguridad para criticar a las low cost.

En ese sentido, dijo: «lo mismo viví en Europa durante los años 90, toda la gente decía lo mismo, que cómo podían hacer para ofrecer pasajes a doscientos pesos, que tienen que hacer algo distinto en el mantenimiento». 

También destacó que las estadísticas indican que las low cost son más seguras que las tradicionales.

«Creo que hoy tenemos más chequeos de ANAC que Aerolíneas. No hay una ANAC diferente para las low cost, es la misma para todos, y en muchos casos hoy nos controlan más».

Futuro

De acuerdo a sus planes, en 2021 Flybondi tendría una flota de 28 aeronaves, dos mil empleados, y transportaría 10 millones de pasajeros.

Si bien dijo que obviamente no volarán el año que viene las más de 300 rutas pedidas en las dos audiencias, todo se planea pensando en el largo plazo.

Costos

Julian Cook volvió a mencionar el objetivo de tener un CASK (costo por asiento-kilómetro ofrecido) de USD 0,04, estimando que para fines de año llegarían a USD 0,045, un valor que calificó como bastante competitivo considerando que las compañías tradicionales tienen un CASK dos veces mayor.

El Palomar

«Hemos sido el motor del crecimiento de El Palomar», destacó Cook, aclarando que originalmente ellos habían propuesto realizar las inversiones necesarias para transformarlo en un aeropuerto low-cost, aunque luego el gobierno lo entregó en concesión a Aeropuertos Argentina 2000.

Dijo que la terminal actual les quedó muy chica, por lo que la terminal satélite y la internacional los ayudará a paliar la congestión, aunque esperan que ya empiece la fase I de remodelación de los viejos hangares.

«A pesar de las quejas de algunos vecinos, la mayoría de la gente ve un cambio positivo en la zona. Cuando empecé a ir a El Palomar no había nada, y hoy hay mucha gente que vive del aeropuerto: taxis, comercios, y más de 200 personas que trabajan en el mismo aeropuerto, que llegarán a dos mil en los próximos años».

El impacto de Flybondi

Tomando como ejemplo a su principal base en el interior, la ciudad de Córdoba, el CEO de Flybondi destacó que la compañía terminará 2018 generando allí un impacto económico positivo de $489.140.000.

Desde enero movilizó 175.656 pasajeros en esa ciudad, en donde emplea 110 personas.

También mencionó como en toda su red casi 80 mil personas han volado por primera vez gracias a la compañía. Destacó a las rutas a Corrientes y Posadas, las cuales han sido un éxito, teniendo un gran componente de tráfico VFR (visiting friends and relatives), luego de haber sido la primera nueva compañía en operarlas en más de 15 años.

«Lo que pasó en otros países lo vamos a ver en Argentina», dijo Cook en relación a cómo el tráfico de pasajeros se ha multiplicado, abriéndose a nuevos públicos que antes no consideraban al avión como un medio de transporte accesible, porque desde ya no lo era.

Mike Powell

«Hay muchas aerolíneas que dicen que son de bajo costo, pero en realidad no lo son», dijo el presidente ejecutivo de Flybondi, una persona con amplia experiencia en la industria, que ocupó previamente el puesto de Chief Financial Officer para Wizz Air, una de las low cost de mayor crecimiento en Europa.

Mike Powell – Presidente ejecutivo de Flybondi

Luego pasó a explicar el «low cost 101», detallando cuáles son las características que distinguen a ese modelo de compañía, como la flota homogénea, oferta de vuelos punto a punto (sin posibilidad de conexiones), alta utilización de la flota, servicio base con cargos extra por productos adicionales, tercerización de servicios y un uso extensivo de la tecnología en áreas como operaciones, management y servicios al cliente.

En el caso de la tercerización de servicios, Powell aclaró que en Argentina terminaron autoprestándose servicios como handling, mantenimiento o tráfico dado que aquí no está desarrollada una buena red de proveedores. Esto les permite controlar la calidad y el costo, garantizando además el poder volar cuando existen medidas gremiales.

El directivo también mencionó que los inversores de las low cost tienen un panorama de retorno sobre el capital similar a la de empresas tecnológicas, tomando como ejemplo que quienes invirtieron originalmente en Wizz Air lograron retornos por cien veces, y que por eso Flybondi ha llamado la atención de diferentes fondos.

«Ryanair tiene hoy cuatro veces más pasajeros que British Airways, entonces no me suena ridícula la ambición de tener más pasajeros que Aerolíneas Argentinas. En nuestro primer año transportaremos un millón, entonces dentro de diez años, si implementamos el modelo con disciplina, podemos superar a la compañía estatal», dijo Powell.

Federico Suárez

El ejecutivo se desempeña como director de Ventas y Marketing de Flybondi, puesto simultáneamente divertido y acuciante si los habrá en la industria.

Empezó destacando la explosión de ventas que hubo tras la liberación del piso tarifario. En agosto se vendieron 190 mil pasajes, de los cuales 31 mil fueron durante el primer día.

Federico Suárez – Director de Ventas y Marketing de Flybondi

«La ansiedad que había para poder comprar, de gente que quizás no tenía viaje planeados, se reflejaron en las ventas», comentó Suárez.

En relación a las nuevas rutas internacionales, dijo: «tiene un target diferente al de Punta del Este, pero creemos que Asunción es una muy buena oportunidad. Mucha gente hoy tarda muchas horas a bordo de costosos e incómodos micros para llegar a Paraguay desde Buenos Aires».

Suárez también destacó la alianza con la Superliga de fútbol, esperando relacionar dos pasiones como los viajes y el fútbol. En esa línea mencionó el sponsorhip a Deportivo Morón, para apoyar a la comunidad de su base, y cómo ellos vuelan con Flybondi.

Además están avanzando en un acuerdo con la UAR para trasladar a equipos de rugby, al margen de tener cotizadas giras de ese deporte para noviembre.

Para finalizar, el ejecutivo mencionó la «humanización» del transporte aéreo, y cómo a bordo de sus vuelos se generan historias tanto de personas que volaron por primera vez, de gente que viaja con sus instrumentos y los toca a bordo, o la famosa acción que hicieron para el día de los enamorados al tratar de encontrar a una pareja anónima a la que un TCP le sacó una foto mientras se agarraban la mano.

2 Comentarios

  1. ESTO ES LO MEJOR , LA COMPETENCIA AEREA ES LO MEJOR QUE LE PUEDA PASAR A ARGENTINA…GRACIAS FLYBOMDY ..ME ENCANTA El AIRE QUE TIENEN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here