Y, entonces, la FAA cedió: todos los 737 MAX deben quedar en tierra

Minutos después de que Canadá, su gran aliado del norte, decidiera prohibir las operaciones del Boeing 737 MAX, el gobierno de Estados Unidos dispuso, a través de la Federal Aviation Administration, una medida del mismo tenor para esa familia de aeronaves, llegando a su fin (o a un fin) el «tira y afloje» que se había generado alrededor del mundo en las últimas 72 horas acerca de si se justificaba o no dejar en tierra a los 371 MAX que volaban en alrededor de 60 aerolíneas en los cinco continentes.

Con efecto inmediato, esta orden de emergencia obliga a que American Airlines, Southwest Airlines y United Airlines, las tres compañías aéreas estadounidenses que tienen 24, 38 y 14 aeronaves 737 MAX respectivamente, los dejen en tierra hasta nuevo aviso. Además prohíbe la operación en el espacio aéreo de Estados Unidos de aeronaves de esa familia provenientes del extranjero.

FAA Emergency_Order - 737 MAX

Entre que Donald Trump anunciaba que la FAA emitiría esa orden y que ésta efectivamente se diera, Boeing publicó un comunicado de prensa en el cual recomendaba dejar en tierra los 737 MAX y apoyaba la decisión del gobierno de Estados Unidos.

«Boeing sigue confiando totalmente en la seguridad del 737 MAX. Sin embargo, luego de consultas con la Federal Aviation Administration, la National Transportation Safety Board, así como con autoridades de aviación y clientes alrededor del mundo, Boeing ha determinado, por mayor precaución y para reasegurar al público de la seguridad de la aeronave, recomendar a la FAA la suspensión temporal de las operaciones de la flota global de 371 737 MAX», expresó el fabricante.

«De parte de todo el equipo de Boeing, hacemos llegar nuestras más sinceras condolencias a las familias y seres queridos de aquellos que perdieron la vida en esos dos trágicos accidentes», comentó Dennis Muilenburg, presidente, CEO y Director de The Boeing Company.

Tanto American, como United y Southwest emitieron sus respectivos comunicados tras conocerse la noticia.

La aerolínea de Dallas dijo que, en promedio, sus 24 737 MAX 8 operan unos 85 vuelos por día, una ínfima parte de los 6.700 que tienen en toda su red. «American monitorea regularmente los parámetros de performance y seguridad de sus aeronaves. Esta información, en conjunto con nuestros análisis, nos brindan la confianza de una operación segura en toda nuestra flota, y contribuye a nuestro récord de seguridad ejemplar. Hemos transportado más de 2,5 millones de pasajeros durante 46.400 horas en casi 18.000 vuelos en los 737 MAX 8 desde que recibimos el primero en septiembre de 2017», informaron.

Desde United manifestaron que «nada es más importante para nosotros que la seguridad de nuestros clientes y empleados», detallando que desde el domingo han estado rabajando en planes de contingencia para preparar la flota y minimizar el impacto en las operaciones. Sus 14 737 MAX 9 operan alrededor de 40 vuelos por día, los cuales serán cubiertos por aeronaves de backup o bien reacomodando pasajeros en otros vuelos, por lo que no esperan un impacto significativo.

Con 750 aeronaves en su flota, de los cuales 34 son 737 MAX, éstos realizan menos del 5% del total de vuelos diarios de Southwest Airlines, por lo que tampoco esperan fuertes disrupciones operativas, aunque sí ofrecen una política flexible de cambios para los pasajeros afectados. «Durante nuestros 48 años de historia hemos demostrado nuestro compromiso con la Seguridad. Agradecemos la confianza que clientes y empleados depositan en nosotros cada día, y estamos trabajando para minimizar disrupciones a los planes de viaje de nuestros pasajeros», comentó Gary Kelly, CEO de Southwest Airlines.

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí