Aerolíneas Argentinas informa sobre el estado de situación de la flota 737 MAX

A pocos días de cumplirse un mes del accidente del 737 MAX 8 de Ethiopian Airlines, Boeing sigue trabajando junto a las autoridades reguladoras y a los operadores de esa familia de aeronaves para poner en marcha las medidas que permitan que vuelvan a entrar en servicio los más de 360 737 MAX que están en tierra alrededor del mundo.

Aerolíneas Argentinas es uno de esos operadores (fue el primero en Latinoamérica), y su flota 737 MAX 8 se encuentra actualmente varada, con dos aeronaves en Ezeiza y tres en Aeroparque.

En este contexto, la compañía envió hoy un informe a su personal para mantenerlos al tanto del estado de situación y de las últimas novedades que surgieron en los últimos días luego de conocerse el informe preliminar del accidente del vuelo ET302 de Ethiopian.

Este es el texto emitido por la compañía:

Aerolíneas Argentinas sigue trabajando intensamente en el análisis de los resultados que arrojan las investigaciones de los accidentes de LionAir del 29 de octubre y de Ethiopian Airlines del pasado 10 de marzo, y lo hace a partir de un trabajo conjunto con la compañía Boeing y las autoridades de regulación aérea nacionales e internacionales.

En esa línea, durante la semana que pasó, colaboradores de Aerolíneas Argentinas junto a funcionarios de la ANAC, estuvieron en la sede de Boeing en Seattle, EE.UU., recabando información sobre el estado de situación de la investigación.

Boeing declaró que está trabajando con la Administración Federal de Aviación (FAA), organismo regulador de los Estados Unidos, para completar en las próximas semanas el proceso de certificación del paquete de softwares que eventualmente deberán ser instalados en las aeronaves para permitir su retorno al servicio.

La instalación de este nuevo paquete de softwares, junto con un nuevo programa de entrenamiento para los Pilotos y la actualización de los manuales operativos afectados, conforman el conjunto de medidas que las autoridades anticiparon que requerirán para poder volver a operar los B737-MAX en todo el mundo, y por supuesto en Argentina.

La actualización de estos softwares, explicaron los referentes de Boeing, entre otras cosas incorpora una nueva lógica de activación de la función MCAS (función propia de los B737-MAX concebida para asistir en la maniobrabilidad de la aeronave a los pilotos bajo ciertas condiciones de vuelo) que agrega protecciones para evitar su activación no intencionada y permite que las tripulaciones de vuelo tengan una mejor capacidad de control de la aeronave en todo momento.

Los especialistas de Aerolíneas Argentinas y de la ANAC que viajaron a los Estados Unidos tuvieron oportunidad de participar de la presentación del nuevo software y verlo en simulaciones interactivas, en las que se pudieron observar diferentes escenarios y maniobras y la actuación de los sistemas afectados para controlar la aeronave, compartiendo consideraciones técnicas y de seguridad con el fabricante y colegas de otras aerolíneas del mundo.

En las próximas semanas, pilotos de Aerolíneas Argentinas viajarán también a Seattle para profundizar sobre el funcionamiento del nuevo software.

Una novedad relevante de esta semana fue el jueves 4, cuando la Oficina de Investigación de Accidentes de Etiopía (AIB) hizo público el informe preliminar del accidente del vuelo 302 de Ethiopian Airlines.

Este informe, según indicó Boeing, revela que aparentemente las circunstancias en las que ocurrió este accidente son similares a las del accidente del vuelo 610 de LionAir, en cuanto a que, en ambos casos, el sistema MCAS se activó automáticamente en respuesta a una indicación de ángulo de ataque errónea.

Aerolíneas Argentinas creó un equipo de trabajo especial, el “Grupo de Tareas Especiales MAX”, integrado por representes de la Gerencia de Operaciones de vuelo, la Gerencia de Seguridad Operacional y la Dirección de Servicios Técnicos e Ingeniería de Aeronaves, con el objetivo de reunir toda la información disponible de las investigaciones de los accidentes, las comunicaciones que emite Boeing y las autoridades, y el aporte de nuestros propios especialistas. Su tarea también es coordinar el vínculo con el fabricante y gestionar la información recibida y las acciones necesarias para incorporar las modificaciones y actualizaciones del sistema que sean requeridas por las autoridades de competencia.

La seguridad es un valor fundamental para Aerolíneas Argentinas, por esto estamos monitoreando todas las novedades y avances a medida que se van produciendo, y participamos activamente a través de reuniones presenciales o por conferencia telefónica.

Los próximos pasos tendrán que ver con la validación por parte de la FAA del software mejorado y actualizado que presente Boeing, y el entrenamiento de los pilotos según la nueva directiva, además de las aprobaciones por parte de otros organismos reguladores, en especial la Agencia de Seguridad en la Aviación de la Unión Europea – EASA y la ANAC, como organismo regulador de la operación en nuestro país.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí