La Armada rusa esta preparando especificaciones técnicas para una nueva generación de aviones de patrulla naval de largo alcance y de lucha anti-submarina, basada en células de Tupolev Tu-204/214. El proyecto, designado como PLAK (acrónimo en ruso de «complejo de aviación anti-submarina), deberá entregar un sistema de patrulla marítima y anti-submarina similar al P-8 Poseidón estadounidense (basado en el B 737-800) en cuanto a sus performances de alcance y tiempo de patrulla.

El PLAK contará con todos los elementos técnicos «clásicos» para la función ASW (caza submarinos) como detector de anomalías magnéticas (Magnetic Anomaly Detector – MAD), sonoboyas activas/pasivas, radares, sistemas de apoyo electrónico, cámaras térmicas (Forward Looking Infra Red -FLIR), etc. Pero ademas contará con la capacidad de enlazar y controlar sistemas robóticos autónomos anti-submarinos (Unmanned Underwater Vehicle- UUV) desplegados en la zona de patrulla, así como también será capaz de desplegar botes cazadores no tripulados propios mediante lanzamiento aéreo.

Tupolev ya había comenzado trabajos preliminares de la versión de patrulla marítima, denominada provisoriamente Tu-204P, entre el año 1996 y el 2000, momento en el cual se suspendieron los fondos para el desarrollo.

Se puede observar en la foto, lo inicial del trabajo. Se aprecia una proa reformada para dar lugar a un gran radar con °360 de exploración, una sonda de re-aprovisionamiento aéreo de combustible y armamento lanzable en las alas. Dudo que la configuración final termine siendo parecida a esa maqueta. Las tecnologías cambiaron.

Beriev Be-12, pese a sus años de servicio, su capacidad anfibia otorga a la Armada una muy necesaria herramienta de rescate en alta mar

La necesidad de la Armada rusa de reforzar sus capacidades ASW y de patrulla son acuciantes. Actualmente pose una flota mixta de plataformas de ala fija, numérica y técnicamente muy por debajo de lo adecuado para cubrir sus necesidades. Consiste básicamente en una veintena de Tu-142 (que también planea modernizar) unos 15 Il-38 en servicio (de los que 8 fueron modernizados a la versión Il-38N) y un número aún menor de Be-12 anfibios.

 

Il-38N, lo mas moderno que Rusia posee hoy en día

Campeón mundial de pesos pesados de patrulla y lucha anti-submarina, el Tupolev Tu-142

La idea de la armada, para poder obtener sus aviones de patrulla de forma rápida y barata, es usar varios (tal vez todos) de los 30 Tu-204/214 almacenados, que jamas fueron entregados porque sus compradores no pudieron pagarlos, o se pasaron a modelos occidentales.

Tu-214/204 almacenado

La conversión de las células de Tu-204/214 (la diferencias entre ambas son mínimas, sobre todo indican en que fábrica se construyeron) no debería representar mayores inconvenientes. Ya hay para las fuerzas rusas versiones militares que vienen operando sin inconvenientes desde hace años, aunque las exigencias que imponen los teatros y perfiles operativos de un avión de patrulla anti-submarina, son realmente desafiantes para célula, motorización, alas y equipos de abordo.

Tu-204, en versión puesto de comando

 

Versión de reconocimiento electrónico Tu-214R

De concretarse el programa PLAK, la Armada de Rusia va a dar un importante salto hacia delante en capacidades de exploración y reconocimiento a larga distancia sobre el mar y costa, así como mejorar significativamente su seguridad anti-submarina. Y podrá reemplazar los vetustos Il-38, así como reemplazar las células de Tu-142 que por estar muy avejentadas, no valgan la pena para una modernización profunda. Queda por ver que se decide respecto al Beriev Be-12. Sus capacidades anfibias son muy importantes en ciertos escenarios. Tal vez le busquen un sustituto, tal vez el Be-200, comprado recientemente por Chile para la lucha contra incendios, o el mayor, mas capaz y militarizado A-40.

Beriev Be-200

Dejar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor escribí tu nombre