El Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos publicó en su sitio web las estadísticas preliminares de enero a diciembre de 2017 para los 55 aeropuertos que están bajo su órbita (recordemos que no abarca a todos los aeropuertos argentinos, ya que son unos 40 los que no están regulados por ese organismo, como por ejemplo los aeropuertos de Goya, Roque Sáenz Peña, Sunchales, Olavarría, Mercedes, Venado Tuerto, Merlo, etc. -pueden ver más información al respecto en este link, todos estos sin vuelos regulares con excepción de Sunchales).

Si bien los datos son preliminares, ya nos sirven para darnos una idea de cómo se han comportado los aeropuertos argentinos durante el año pasado. En principio podemos decir que el 2017 ha sido otro año récord para el SNA (Sistema Nacional de Aeropuertos), con 38.839.668 pasajeros, cifra 11% mayor a la de 2016, consolidando así seis años consecutivos de crecimiento con la tercera tasa más alta luego de la del 2004 y 2011.

El Aeroparque Jorge Newbery siguió encabezando la lista con 13.261.437 pasajeros, un importante crecimiento del 13,7%. Ezeiza está en segundo lugar con 9.679.689 pasajeros, una caída del 1,5% que podría explicarse por cuestiones como el traslado de oferta hacia el Aeroparque o la “fuga” de pasajeros del interior a través de sus propios aeropuertos (en 2017 sumaron vuelos internacionales los aeropuertos de Tucumán, Neuquén, San Juan y Corrientes, además de potenciarse la oferta desde Córdoba, Mendoza y Rosario). Ezeiza dejó de ser la única puerta de entrada y salida de Argentina, el 44% de los pasajeros ya se movilizan hacia y desde el exterior por otros aeropuertos.

El aeropuerto “Ing. Ambrosio Taravella” de Córdoba tuvo un importante salto del 24,8% que lo reafirma como el aeropuerto con más movimiento del interior, tras haberlo utilizado 2.762.393 pasajeros. El hub Córdoba y los nuevos vuelos internacionales fueron clave para esto.

El aeropuerto de Córdoba se consolidó como el segundo hub argentino

Mendoza volvió al cuarto lugar en 2017 (en 2016 estuvo cerrado por tres meses, lo cual lo hizo descender a la quinta posición) con 1.717.410 pasajeros, 58.1% más (de nuevo, la cifra es alta debido al cierre por obras, pero si la comparamos con 2015, representa un incremento del 27%.

El resto de las posiciones se mantuvieron iguales, salvo por la número 10. Por primera vez en su historia el Aeropuerto Internacional Rosario logró entrar al Top 10 de los aeropuertos argentinos tras haber movido 747.571 pasajeros, cifra 46,6% mayor a la de 2016. Imparable.

Esto desplazó afuera a El Calafate, que además fue uno de los pocos aeropuertos con vuelos regulares que tuvieron cifras negativas en 2017.

Por otro lado el aeropuerto de Puerto Iguazú estuvo a punto de unirse al club de los aeropuertos “millonarios” de Argentina, la cual sí ingresó por primera vez Salta. Aunque como ya lo había dicho en otra nota, esto podría llegar a variar considerando que son datos provisorios.

El aeropuerto de Neuquén pasó por primera vez los 900 mil pasajeros, lo cual significa que es muy posible que cierre el 2018 con más de un millón de pasajeros anuales. Todo un logro.

El ranking completo se conforma de esta manera:

Los que más crecieron

Antes de avanzar hagamos una distinción. Hay aeropuertos que experimentaron un inusual crecimiento interanual debido a que por algunos meses funcionaron como alternativa de otros aeropuertos que cerraron por obras. Dentro de ese grupo tenemos a:

  • Río Hondo (+884,3%) absorbió el tráfico de Tucumán.
  • Paraná (+270,7%) absorbió el tráfico de Santa Fe.
  • Puerto Madryn (+96,3%) absorbió el tráfico de Trelew.
  • Mendoza (+58,1%) cerró tres meses en 2016, lo cual había hundido su tráfico.

Entonces, sacando esos casos excepcionales, los aeropuertos con vuelos regulares que más crecieron en 2017 fueron:

  1. Río Cuarto, que movilizó 56.844 pasajeros, 270,7% más. Un gran ejemplo de demanda dormida. Hace 3 años no tenía vuelos regulares; en 2016 Aerolíneas Argentinas empezó a operar un vuelo diario, y en 2017 duplicó la oferta.
  2. Rosario tuvo un crecimiento del 46,6%. Al igual que Río Cuarto, durante años tuvo su demanda contenida, aunque en este caso el tráfico mayormente es internacional.
  3. Resistencia, mi querido aeropuerto que por primera vez en su historia superó la barrera de los 300 mil pasajeros anuales, llegando a 316.290, 44,3% más que en 2016. Aerolíneas Argentinas siguió sumando frecuencias tanto a Buenos Aires como a Córdoba. Otro caso de que la demanda está ahí, esperando a ser explotada.
  4. Corrientes, aeropuerto que está a 20 kilómetros del de Resistencia, creció 43,3%, llegando a 102.977 pasajeros. Aerolíneas Argentinas sumó un nuevo vuelo diario.
  5. Reconquista movió 4.349 pasajeros, cifra 41,8% mayor a la de 2016. La ex Macair potenció sus vuelos a la ciudad durante el año pasado, todavía operando con sus viejos Jetstream 32 para 19 pasajeros, y la demanda respondió. Veremos qué pasa cuando arranque Avianca Argentina con sus ATR.
  6. Mar del Plata, un aeropuerto que se está preparando para vivir otra época de esplendor en términos de tráfico. Luego de estar oscilando por más de una década entre los 150 y 200 mil pasajeros, en 2017 pegó un importante salto del 40,6% al haber movilizado 285.289 pasajeros, en gran parte gracias a cómo Aerolíneas Argentinas, Andes y Avianca Argentina han sabido explotar sus vuelos durante una temporada con vuelos extra desde Buenos Aires y Córdoba, Rosario, Tucumán y Mendoza que arranca en noviembre y se extiende hasta marzo o abril.

Los que más cayeron

En esta categoría también tenemos que hacer una distinción entre aquellos aeropuertos que experimentaron caídas por situaciones excepcionales y los que sólo fueron víctimas de fluctuaciones de la oferta y la demanda.

Entre los primeros tenemos a:

  • Santa Fe, el aeropuerto de la vergüenza. Cerró por obras en junio y debía abrir en septiembre, pero finalmente por mil excusas terminó reabriendo en enero de este año. Eso provocó que su tráfico haya tenido un descenso del 42%, movilizando apenas 37.725 pasajeros.
  • San Juan experimentó una caída del 41,4% debido a que en 2016 sus números se habían inflado al tener que absorber durante tres meses gran parte del tráfico del aeropuerto de Mendoza. Si lo comparamos con 2015, creció 14%.
  • Tucumán sería el caso inverso, dado que cerró durante tres meses por obras en 2017, tuvo una caída del 16,9%.
  • El Calafate sufrió una caída del 10,9% en su movimiento, algo quizás entendible por la crítica situación económica que ha vivido la provincia de Santa Cruz.

En otra nota vamos a analizar otros aspectos de los números provisorios dados a conocer por el ORSNA.

 

9 Comentarios

  1. Es imprescindible empezar a estudiar un aeropuerto en común entre Corrientes y Resistencia. Los terrenos bajos entre el puente y el peaje son los que primero se me vienen a la cabeza.

    • Seria mas económico trasladar todo al aeropuerto de Resistencia, es la ciudad mas poblada de las dos y está a 1 hora de corrientes centro (según maps), aunque tengo entendido que el puente se congestiona mucho en hora pico. Pienso que se aliviará con el segundo puente. También habría que considerar el trafico que se generan en las ciudades y pueblos alrededor de cada urbe. De todos modos, tener 2 aeropuertos con tan poco trafico a 35 km, y encima ampliarlos como se hizo con Corrrientes es una exageración.

      • El aeropuerto de Resistencia es sumamente incómodo para los de Corrientes y viceversa. Si no se hace un aeropuerto nuevo a mitad de camino entre ambas ciudades, se va a seguir para siempre con los dos aeropuertos.

      • Hoy, co n la introducción de las lowcost, hay que dejar que sea el mercado quien decida si dos aeropuertos cercanos deben permanecer abiertos o solo uno de ellos.
        Para mi, dos aeropuertos cercanos (RES-CNQ, SLA-JUJ, PRA-SFE etc.) deberian estar bajo la gestion de distintas firmas para que compitan entre ellas usando sus propias creatividades y filosofias comerciales. Después el mercado decidirá.

        • Me parece que va más allá de la decisión del mercado. Ambos aeropuertos necesitan inversión para el nuevo escenario que hay. En lugar de hacer dos inversiones separaras, me suena mucho más lógico unificar la inversión en un aeropuerto que sea cómodo para ambas ciudades. Caso contrario se va a seguir con dos medios aeropuertos.

  2. Un vuelo que deberían probar es Reconquista – Rosario, hay un colectivo cada 3 horas o menos entre ambas ciudades

  3. un dato que deberian incorporar en mi opinion es la cantidad de vuelos que cada aeropuerto recibe y sacar el promedio pasajero por vuelo, me parece un dato tambien relevante.

  4. Hola Edgardo, ¿sabés por qué hay diferencia entre los datos que brindan EANA y ORSNA sobre el tráfico de pasajeros en los aeropuertos argentinos? Por ejemplo para el 2017, EANA considera que por COR pasaron 2.901.691 pasajeros, mientras que ORSNA publica que fueron 2.762.393, es decir, 139.298 pasajeros de diferencia. Otro caso es el de EZE: para EANA fueron 10.327.203, pero para ORSNA, son 9.679.689 (en este ejemplo son casi 650.000 pasajeros de diferencia). Siempre me llamó la atención esa disparidad en la información. Muchas gracias por la data que siempre publican en el sitio, abrazo!

Deja un comentario