Amaszonas Uruguay se achica y reclama ayuda al gobierno uruguayo

Amaszonas Uruguay, la aerolínea instalada en el país vecino por el grupo Amaszonas tras adquirir el certificado de operador aéreo de la ex BQB Líneas Aéreas en 2015, anunció que reducirá su flota en un 50% y suspenderá a 36 trabajadores a partir del 1 de marzo, de acuerdo a lo informado ayer por el diario El Observador de Montevideo.

Según detalla ese medio, la medida se tomó debido a una retracción de la demanda producto de la recesión argentina y la lenta recuperación económica brasileña, y al alto costo del combustible en Uruguay, cuestiones que hacen inviables algunas rutas bajo el formato actual.

«Amaszonas quiere seguir apostando a Uruguay, pero necesitamos apoyo del gobierno y el Estado como línea de bandera uruguaya. No solo bajando los combustibles JET, sino también con algún otro tipo de subvención», comentó a El Observador el presidente del grupo de origen boliviano. «Esperamos que podamos tener respuestas del gobierno. Queremos quedarnos en Uruguay y alcanzar un plan para estabilizar la empresa», añadió el ejecutivo.

En el artículo se menciona que la aerolínea recibiría dos Embraer E195 durante el segundo semestre, lo que sería un importante avance en su flota (que quedará reducida de dos a un Bombardier CRJ200) tanto en términos de capacidad como de competitividad en costos.

Hasta que eso ocurra la empresa reducirá su planta a 38 empleados y su red se ajustará a solo un vuelo diario a Buenos Aires/Aeroparque y otro hacia Asunción y Santa Cruz de la Sierra.

Actualmente Amaszonas Uruguay opera 19 vuelos semanales en el codiciado puente aéreo rioplatense.

El ajuste de la filial uruguaya es un nuevo escalón descendente del grupo Amaszonas luego de la etapa de gran expansión regional llevada adelante entre 2014 y 2017. El año pasado ya se había apartado de las operaciones de la actual Paranair (ex Amaszonas Paraguay).

La interesante estrategia de conectar ciudades de segundo nivel del Cono Sur a través de sus hubs en Asunción y Montevideo parecía prometedora pero se dio de frente contra economías en deterioro, un petróleo en alza y una flota cómoda pero nada barata como la de los CRJ200.

La reducción de las operaciones de Amaszonas Uruguay se suma a varias noticias negativas que recibió el vecino país en las últimas semanas en materia de conectividad aérea, como la cancelación de los vuelos de SKY desde Santiago de Chile, los de Avianca desde Bogotá y los de Gol desde Porto Alegre.

3 Comentarios

  1. Ahora resulta ser que estos después de cuatro año de servicio se autodenominan «línea de bandera uruguaya» e igual que siempre pasa en estas situaciones, los privados corren llorando a pedir subsidios al Estado….entonces PLUNA con décadas de historia en su espalda, cuando estuvo en problemas y el gobierno la dejo caer como un barrilete, que carajo era?….»linea de bandera de Camerún»!
    basta de improvisados en el negocio aéreo, coherencia por favor!

  2. Al igual que otras aerolineas en el mundo que operan rutas secundarias, es mejor apostar por turbohélices y no por jets. Por alguna razón en la región aún no se instalaron con fuerza los turbo, salvo los ATR de Avianca Argentina con relativo éxito.

  3. Es vergonzoso que Uruguay no logre mantener ninguna aerolínea local, pasa lo mismo con Paraguay. no entiendo cual es la complejidad.

Dejar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre aquí