¿Un adelanto de la política aerocomercial de la fórmula Fernández-Fernández?

17
131

Uno de los bastiones de la administración de Mauricio Macri ha sido la apertura del mercado aerocomercial argentino, proceso que, aún con fallas propias y ajenas, se tradujo en el lanzamiento de seis nuevas líneas aéreas en un par de años, tres de ellas low-cost (Flybondi, Norwegian y JetSMART), una regional (Flyest) y dos que por ahora quedaron al costado del camino (Avianca Argentina y LASA).

Con el potencial de ser uno de los mercados más grandes de Latinoamérica, tanto por condiciones demográficas o socioeconómicas, y tras una histórica propensión a tener un transporte aéreo débil y poco popularizado, esta apertura fue gratamente recibida por referentes de la industria a nivel mundial, pero siempre con reservas en relación a falencias en infraestructura o altos costos de tasas.

Esos mismos referentes, así como también directivos de las nuevas compañías, han manifestado en varias ocasiones que no temían a un eventual cambio de color político en las próximas elecciones presidenciales, dado que consideraban que hechos como el desembarco del modelo low-cost eran irreversibles.

Por eso sorprendió (hasta cierto punto)  un video que anda circulando del candidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández.

En el mismo, realizado a bordo de un avión y con un carácter bastante informal, el candidato kirchnerista saluda a los «compañeros aeronavegantes» y les dice:

Quédense tranquilos, yo les pido que nos acompañen, en agosto y en octubre, vamos a cambiar la Argentina y todo va a recomponerse con Aerolíneas y con todos los cielos abiertos de la Argentina, que van a ser para Aerolíneas.

Si bien hay que entender el mensaje de Alberto Fernández en el contexto electoral (y a diez días de las Primarias), no deja de ser revelador  acerca de cuál será el eje de la política aerocomercial argentina en caso de que junto a Cristina Kirchner resulten ganadores en las generales de octubre.

Claramente Fernández le habla al núcleo duro dentro de Aerolíneas Argentinas que no quiere otra cosa volando en los cielos de nuestro país. Un núcleo reducido, es justo aclararlo, que no abarca a todo el personal de esa empresa (por eso siempre me opongo a las generalizaciones, al «hay que cerrarla y echar a todos»), pero que tiene poder de fuego, como lo han demostrado en tantas ocasiones.

Ojo, tampoco imaginemos una película tremendista en la que si ganan, hordas se dirigirán el 11 de diciembre hacia el aeropuerto de El Palomar a impedir que despeguen los aviones de Flybondi y JetSMART. Alberto Fernández, como buen político, dice lo que cada uno quiere escuchar, pero de ahí a materializarlo hay un largo trecho.

Su mensaje también podría interpretarse como que, en un contexto de «cielos abiertos», fortalecerá la competitividad de Aerolíneas Argentinas para que pueda hacerse de ellos bajo las reglas del mercado. Y nadie puede oponerse a eso.

Deberá, eso sí, resistir a las tentadoras acciones en las que cayeron sus antecesores del mismo signo político para mantener con la cabeza gacha a las líneas aéreas privadas durante aquellos años.

Del otro lado hoy ya no están sólo las débiles Sol y Andes, o una LAN entonces más preocupada por su casamiento con TAM, sino compañías que tienen detrás a inversores internacionales con poder de lobby en sus países de origen, quienes difícilmente se queden de brazos cruzados ante un ataque directo y constante a sus intereses, lo cual puede resultar tanto en conflictos diplomáticos como en la decisión de rápidamente levantar todo e irse, dejando a muchos trabajadores en la calle.

Y no creo que nadie quiera la refundación de LAFSA para absorberlos, ¿o sí?

17 Comentarios

  1. Espero que gane quien gane, se siga adelnte con la modernización y optimización del espacio aéreo en la Argentina, en pos de más trabajo y más conexión para los argentinos y vistantes, dentro y fuera de nuestro territorio. Desgraciadamente durante el Kirchnerismo nada de esto se materializó y no creo que si ganan, hagan algo por mejorar todas las cosas que hay que indudablemente mejorar.

  2. Espero que gane quien gane, se siga adelante con la modernización y optimización del espacio aéreo en la Argentina, en pos de más trabajo y más conexión para los argentinos y vistantes, dentro y fuera de nuestro territorio. Desde el 2015 a esta parte los números hablan por sí solos: más pilotos, más tripulantes de cabinas, más empleo en aeropuertos y empresas dedicados al tráfico aéreo, y más pasajeros de cabotaje (además de más empresas participando). Desgraciadamente durante el Kirchnerismo nada de esto se materializó y no creo que si ganan, hagan algo por mejorar todas las cosas que hay que indudablemente mejorar.

  3. Es q lamentablemente va a haber un grupito de inadaptados q van a impedir q funcione EPA, y las lowcost y no lowcost, todo lo q no sea AR o AU, lo toman así como lo dijo este impresentable cómplice de las mafias q se resisten a irse.

  4. Falta mucho todavía x hacer: poner a punto infraestructura en muchos lugares, línea aérea de carga, alguna regional o ampliar lade dnd no llegan las demas, legislación acordé a los tiempos, los sindicatos …mucho se hizo y se avanzó pero falta todavía y está gente quiere volver atrás

  5. Aerolíneas vs Flybondi, no, Aerolíneas tiene servicios que no tienen nada que ver, salvo el hecho de volar y Flybondi tiene tarifas que no se acercan a las regulares (que no van a equiparar). En el medio podrían ocuparse de llenar de gente también los aviones de Aerolíneas. Yo creo que hay pensarlo y repensarlo porque ambos modelos coexisten en todo el mundo y funcionan bien (o acaso no existe British Airways y Ryanair o Malaysia Airlines y Airasia o American/United con Jetblue). Es muy de acá esto de que es una cosa o la otra.

  6. Otra vez para atrás.
    Proteccionismo populista que termina perjudicando a todos.
    En fin, siempre la misma historia.

    Que triste, realmente, que triste.

  7. En la época de Cristina me acuerdo de la Provincia en la que vivo Jujuy, operaba Andes y Aerolíneas Argentinas, pero cuando se reestatizó la Aerolínea de Bandera, Andes dejó de volar a Jujuy y se quedó con solo dos rutas que era Salta – AEP – Madryn, quedando solo Aerolíneas Argentinas, recién con Macri volvió a Jujuy Andes y vino Flybondi, y dió muchas posibilidades a mucha gente de pocos recursos a viajar en avión, por ejemplo acá al ser un provincia alejada de Buenos Aires, se usaban mucho los tours de compras porque los pasajes en micro de línea son muy costosos y viajes de 23 horas, y ahora veo que toda Argentina manteniendo el déficit de Aerolíneas cuando la mayoría son personas de clase media alta que viaja, y que no viajaría en Flybondi ni JetSmart. Yo digo que las aerolíneas de bajo costo vinieron a suplir esa demanda de viajeros que nunca hubiese podido viajar en avión. Acá lo único que importa es el tema sindical y que Aerolíneas siga siendo monopólica, solo para contentar al personal de la Aerolínea.

  8. «se tradujo en el lanzamiento de seis nuevas líneas aéreas en un par de años, tres de ellas low-cost (Flybondi, Norwegian y JetSMART), una regional (Flyest) y dos que por ahora quedaron al costado del camino (Avianca Argentina y LASA).»

    Esto deja en evidencia que la política aerocomercial es cielos abiertos para las empresas extranjeras, y me parece que en eso hace foco Alberto Fernandez.
    No hablo a favor de él pero, gente, tengamos un poco de criterio al analizar que ninguna aerolínea de capitales argentinos avanzó en este tiempo, sólo las grandes multinacionales que con el peso terriblemente devaluado están de fiesta haciendo dumping por doquier y haciendo morir a oportunidades como LASA, Andes, por ej.
    Además, si continuamos analizando, las aerolíneas sobrevivientes son las que «precarizan» el sector eliminando servicios esenciales, y no las que lo sofistican como Avianca Argentina o LASA con una propuesta de servicio valorable y desarrollando aeropuertos regionales (Tandil, Tres Arroyos, Reconquista, Chapelco, Santa Rosa, entre los planes de ambas compañias). Flybondi, JetSmart y Norwegian todavía no las vi intentando volar en aeropuertos de bajo tránsito o aeropuertos a los cuales no se operan vuelos regulares hace tiempo.
    Creo que ni la «Revolución de los aviones» ni la política conservadora del anterior gobierno trajeron cambios significativos en la industria.

    • Federico, respeto tu visión pero no la comparto. Qué quiere decir la frase «haciendo morir a oportunidades» ? Sugerís que el Estado Nacional tendría que haber salvado esas empresas privadas? Para eso ya tenemos a Aerolínas Argentinas: una empresa de capitales nacionales que no debe o que no necesita producir ganancias. Y a un Estado en cuasi-quiebra, como es el nuestro, mantener más de una empresa de aeronavegación, que encima no dé rentabilidad alguna, sería un desperdicio de recursos enormes. Recursos que hoy no tenemos.
      La ventana que abrió este Gobierno justamente es para que entren nuevos jugadores en el mercado y fijate que a Aerolíneas es a la que mejor le vá desde que hay más opciones para elegir (ya sea por precio, servicio, horarios, conexiones, plan de fidelidad, etc). Tiene récord de pasajeros domésticos, récord de cantidad de vuelos, récord de rutas interconexión, etc…Las empresas privadas se idean con la idea de rentabilidad, o no? No sé a que te dedicás vos, pero creo que cualquier negocio se plantea para generar ganancias en algún momento.
      LASA desde el inicio no se planteó como una compañía seria, sólo adquirió rutas y supongo, pretendería encontrar los inversores después. En el medio estafó a empleados y los pocos usuarios que llegaron a emitir algún ticket. Y después culparon al dólar (como si el dólar no fuera la vara con que se mide TODO en la industria aeronáutica) Andes es la única que pudo sobrevivir porque tiene una flota propia y porque pudo adecuar sus rutas. En la expansión que intentaron conseguir perdieron puntualidad y ganaron mucha publicidad negativa por eso mismo. Avian arrancó con pérdidas graves por una campaña mediática en su contra (por el nexo Macri) y por una campaña sindical en su contra. Encima, AFIP le retuvo ingresos que podría utilizar para paliar algo de su deuda. Siendo una empresa privada con aviones alquilados (lease) en dólares, si el avión no vuela, no genera ingresos. Arrancó con rutas de tránsito medio-bajo, con lo cual no pudieron adaptarse a un cambio de escenario. Es complicado y simple a la vez. Aerolíneas tiene la suerte de tener al Estado Nacional para socorrerla en cada ejercicio anual.
      Te aclaro que soy un viajero fiel de AR, porque en los destinos que me muevo principalmente dentro y fuera del país, siempre tiene los mejores precios y horarios (Bariloche, Mendoza, Tucumán, Trelew, Santiago de Chile, Sao Paulo, etc). Pero Aerolíneas tiene demasiados vicios que hay que empezar a corregir si queremos que sea una empresa sustentable que deje de subsidiar a la clase media para que viaje, mientras se pierden oportunidades de negocios importantes (rutas productivas -energía, petróleo, tecnología, corporativos- y de cargo, no solo de turismo).
      Algunas compañías privadas ya intentaron ciudades que no funcionaron: San Juan, Bahía Blanca (Latam, Flybondi) por eso levantan las rutas cuando los números no cierran. Si fuera así Aerolíneas tendría que volar sólo a Bariloche, Iguazú, Córdoba y Neuquén, en muchas de las otras rutas es deficitaria.

      • Afortunadamente conozco muchísimo de lo que respecta a rutas, tarifas y operatividades porque trabajo en el sector de viajes especializado en pasajes aéreos
        Hay algo esencial que tenemos que tener en cuenta, Aerolíneas Argentinas como aerolínea de bandera tiene una función social-economica de unir al país y es lógico que sea la que opere la mayoría de las rutas nacionales existentes; pero volvemos al mismo eje de siempre, Avianca Arg desarrolló un modelo con aviones más pequeños como intentó hacerlo LASA y como parece que lo hará American Jet. Entonces voy a lo mismo que detallé, para qué dejamos entrar aerolíneas de capitales multinacionales? Para simplemente bajar las tarifas del mercado que ya está explorado y explotado? No seria logico que entre tantos nuevos participantes se le den más beneficios a las que aportan al desarrollo social y económico del país? Si quiere venir Flybondi, Lufthansa o Emirates a desarrollar una aerolinea aca, que la guita la pongan ellos. Nuestra guita demossela a Aerolineas Arg, LASA, Andes, American Jet, lo que sea. Sino después tenemos que soportar a muchos decir que a Aerolíneas Argentinas la mantenemos con nuestros impuestos.
        No me vas a decir que los 186 pasajeros de un B738 de Flybondi son comparables con los 45 de un ERJ145 de LASA. O vamos a cuestionar que si a quienes viven en Tandil, El Bolsón, Roque Saenz Peña con aviones de pequeño porte y con un hub bien hecho no les podés ofrecer conexiones para viajar dentro de Argentina e incluso al exterior?
        Está bien, si LASA se manejó bien o mal es igual de cuestionable que si JetSmart arrancó mejor que Flybondi. Pero si no tenés un gobierno que te respalde a través de subsidios o lo que tenga que ser, me parece que más que «revolución de los aviones», es abrir los cielos para que simplemente te vendan rutas sobrevoladas a precios bajos. Fijate que es el mismo modelo economico de Brasil que hará que AIr Europa abra una filial dentro de ese pais.
        Quisiera que quede claro que apoyo a Aerolíneas Argentinas en su modelo y demás, pero por más records que batieron, también hubo una baja considerable de rutas y frecuencias que no fueron acompañadas con el desastre económico de los últimos años.
        No es el modelo de sector aeronáutico que creo oportuno para un país tan extenso como el nuestro.

        • ¿Por qué es tan importante que los capitales sean multinacionales? Creo que lo valioso es que están invirtiendo en Argentina, traen capitales de afuera para dar trabajo a personal argentino, directo e indirecto a través del aumento de movimiento de pasajeros.
          Y con capital que viene de afuera me refiero a dólares que se ingresan para sostener la operación y aviones que se traen para volar acá, son aviones que no vuelan en el país de donde vienen esos «capitales extranjeros» sino que vuelan acá con personal argentino en aire y tierra.
          Si la respuesta es que «se vayan a llevar las ganancias» y sí, es un negocio que busca rentabilidad, y sólo se van a llevar las ganancias después de realizar los gastos operativos que generan trabajo y pagar los impuestos correspondientes (en todas las escalas, no sólo los directos sino indirectos a través de la compra de bienes y servicios).

        • Federico, si conocés tanto como decís, comprenderás que tu apoyo a LASA (compañía por la que yo tenía algo de empatía, ya que soy de la Patagonia y hubiera querido esas conexiones) es infundado.
          La empresa empezó a vender algo que no tenía. Eso no se hace, en nigún negocio serio. Porque de vuelta: es un NEGOCIO, como vos que venderás pasajes a tus clientes o los asesorarás de la mejor manera posible sobre destinos y tarifas.
          Yo no estoy en contra de los subsidios, pero hay que usar el dinero público de manera eficiente (y no estoy diciendo que esta Gestión está optimizando eso, ojo, para nada!!!) Porqué la gente de Chaco o Corrientes tiene que subsidiar un aeropuerto chiquito en El Bolsón (donde los análisis de demanda se orientarían a un público tradicionalmente amante del colectivo y de todo lo más low-cost posible)?
          El origen del capital, en un mundo como el de hoy, no es tan importante, como el USO y DESTINO de ese capital en generar trabajo GENUINO. Nadie va a invertir en algo que no dé rentabilidad (mirá la rentabilidad de las 3 americanas este primer semestre!!! y compará con las pérdidas de Emirates, por ejem).
          Pero no te parece algo bueno aunque sea que hoy a diferencia de hace cuatro años hay más gente trabajando en aeropuertos, aerolíneas y personal indirecto?

  9. Porque. Hablan sin fundamentos las empresa de bajo cossto seguiran con fernandez lo que ay que dejar en claro que ninguna empresa podra volar sin que tengan una banda que le pueda redituar los costos y repartir las rutas de pocas demandas y que se pueda llevar una maleta de 15 k sin pagar costo algunos

  10. Por empesar hay que crear una banda para que ninguna empresa gane menos que los costos y de ahi cada una puede hacer lo que le paresca y garantisar al pasajero un equipaje sin costos y que cada aerolineas hagan rutas de baja demanda

    • Luis, qué fundamentos tenés vos para saber que las empresas privadas continuarán con Fernández? Por la experiencia durante sus 12 años en el Gobierno, la apertura comercial, la competencia y el desarrollo de trabajo y capitales privados nunca fueron una política de Estado. Cabe la sospecha entonces, de que la política de Fernández será, una vez más, proteccionista y desactualizada con el desarrollo global que nos rodea.
      Con respecto a la importancia de poder llevar una valija de 15 kg, el modelo de negocios cambió en todo el mundo, tanto para aerolíneas privadas como para estatales. El público quiere poder pagar sólo por lo que usa: conexión entre ciudades, comodidad y calidad de las aeronaves, servicio a bordo, horarios, pre-selección de asientos, franquicia de equipaje y alianzas de viajeros frecuentes. El menú es amplio y hay para todos los gustos. Nadie está obligado a pagar por algo que no quiere.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here