Ethiopian Airlines recibe críticas por transportar monos para experimentos en laboratorios

Ethiopian Airlines, la mayor compañía aérea africana, fue objeto de una publicación acusatoria de la organización de derechos animales PETA (People for the Ethical Treatment of Animals) de transportar cientos de monos amenazados de extinción a Estados Unidos con fines de experimentación animal. PETA también sugiere que la aerolínea mantiene vínculos con un supuesto esquema de tráfico internacional ilegal de monos, reporta nuestro medio asociado, Aeroin.

Según PETA, Ethiopian Airlines llevó, “aparentemente”, 250 monos de cola larga de Etiopía a Estados Unidos. Los primates amenazados fueron, entonces, conducidos a laboratorios de pruebas en animales.

Ethiopian Airlines ya informó a PETA que, de acuerdo con la política de la empresa, no realiza el transporte de monos. Sin embargo, PETA contesta esta afirmación y acusa que los monos son “empaquetados en pequeñas cajas de madera para transporte y forzados a permanecer en sus propias heces, orina y sangre durante viajes de largas horas”.

PETA también dice que, en 2023, Ethiopian Airlines fue citada dos veces por el Departamento de Agricultura de los EE. UU. por sus operaciones de transporte de monos. En enero de ese año, la compañía aérea fue acusada de llevar 584 monos a Estados Unidos sin los certificados de salud.

En julio de 2023, PETA informó que Ethiopian Airlines fue citada por no proporcionar orientaciones adecuadas de alimentación e hidratación al personal de tierra del aeropuerto. Durante el proceso de transporte, PETA alega que 336 monos fueron descargados de un avión en Georgia y dejados bajo un calor de 29 grados por más de una hora y media.

Muchos de los monos vienen de Mauricio, aunque los laboratorios de pruebas en animales están encontrando dificultades crecientes para encontrar compañías aéreas dispuestas a transportar dichos animales.

En 2022, Kenya Airways dijo que no transportaría más monos de cola larga desde el país del Océano Índico, después de que un cargamento de estos animales se involucrara en un accidente de tráfico en Pensilvania.

El año pasado, PETA criticó a la aerolínea escandinava SAS por su supuesto involucramiento en el transporte de perros para experimentación animal desde Estados Unidos a laboratorios en Europa.

Varias aerolíneas, incluyendo British Airways, Aer Lingus, Qantas, EVA Air y Cathay Pacific, además de empresas de carga como FedEx Express y Cargolux, ya rechazan el transporte de animales para pruebas en laboratorios.

Deja un comentario